5 tips para conjugar el trabajo y el estudio de la mejor manera

Conforme vamos creciendo nos volvemos más independientes y nos vamos alejando de a poco del seno familiar, encontramos un círculo social que se adecúa a nosotros y además tomamos la decisión de estudiar una carrera y luego ingresar al campo laboral. Pero hay quienes deciden afrontar las dos tareas al mismo tiempo y ahí muchas veces surge la pregunta: ¿Ambas actividades se pueden llevar a cabo? Claro que se puede y es por eso que te vamos a dar unas recomendaciones para lograrlo sin que tengas que decidirte entre una u otra.

Prioriza tus actividades

Si estas estudiando e iniciaste un trabajo porque necesitas ingresos para solventar los gastos de la facultad, porque te surgió una buena oferta de empleo o simplemente porque deseas tener un ingreso extra; es necesario que le des prioridad a una de las dos actividades que estás llevando a cabo. Tu trabajo es el presente y tus estudios representan el futuro, poné en una balanza lo que representan actualmente y que representarán más adelante, y determina cuál de ellas tiene mayor importancia.

Organiza tus tiempos

Generalmente los trabajos son los que tienen un horario fijo que muchas veces no podemos elegir, en cambio nuestros estudios nos dan la oportunidad de elegir un horario para llevarlos a cabo. Es importante que tu tiempo lo organices para que ambas no choquen y tengas elegir entre hacer una y otra. No dudes en hacerle saber a tu jefe tu situación, muchos empleadores valoran el hecho de que sus empleados estén estudiando y ahí se puede abrir una posibilidad para que tus tiempos sean más flexibles o para que te asignen un turno más favorable.

Maneja la presión que ambas actividades representan

Naturalmente habrá momentos que te exijan un poco más de lo normal; en tus estudios en las temporadas de exámenes o cuando tengas tareas importantes, o en tu trabajo cuando haya actividades que te exijan más de lo normal. Ante situaciones difíciles es importante que previamente planees para que llegado el momento puedas afrontarlo de forma adecuada, aprovecha tu tiempo libre al máximo para descansar y para poner tu cabeza en orden.

Mantené el contacto tus relaciones sociales

La familia, los amigos y todas las relaciones que tengas con otras personas, son muy importantes para poder mantener nuestra mente más relajada y hacer que nuestros pensamientos se centren en otras cosas por algunos momentos. Además con tus contactos puedes conocer sus experiencias o hacer saber las tuyas, en ocasiones otras personas saben cosas que nosotros no y pueden ayudarnos a simplificar y optimizar nuestras actividad, o viceversa cuando alguien requiera nuestra ayuda.

Administra tus ingresos de forma adecuada.

El principal motivo por el cual muchos estudiantes deciden estudiar, es porque necesitan un ingreso que les permita poder solventar los gastos de sus estudios; si ese es tu caso es necesario que administres bien tus ingresos. Siempre separa el dinero que vayan a requerir los gastos de la universidad antes de que los gastes en otras cosas y no pases por apuros.

Foto: Ryan Ritchie bajo licencia Creative Commons