Aún queda mucho por hacer – Miguel Brechner

Aún queda mucho por hacer – Miguel Brechner

1715

Miguel Brechner es Presidente del Plan Ceibal y Director del LATU. Su interés por la tecnología y la innovación lo ha llevado a estudiar estos temas de cerca durante más de 25 años. Brechner cursó estudios de ingeniería electrónica en Inglaterra, donde también obtuvo una Maestría en Telecomunicaciones. La iniciativa de Brechner en 2006 de implementar un plan nacional de accesibilidad a la tecnología informática para niños a partir de 5 años, se convirtió en un programa bandera del primer gobierno de Tabaré Vázquez. Hoy, cuando el acceso a la tecnología en centros educativos de todo el país es una realidad, Miguel Brechner hace un balance sobre el desarrollo de Uruguay como país tecnológico y se refiere a los avances necesarios para acelerar ese proceso de crecimiento cualitativo.

Por Andrés Lasarte

 

Luego de los avances alcanzados en estos últimos diez años, ¿cómo está posicionado Uruguay como país tecnológico?

En estos diez años, hemos avanzado fuertemente en digitalizar la economía uruguaya. También se trabajó para fomentar el emprendedurismo a través de la ANII, lo que ha llevado a que muchos más jóvenes decidan desarrollar sus proyectos en lugar de ser empleados. En este momento, la penetración de internet en la sociedad permite hacer trabajos para el exterior. Hay una serie de servicios que de otra manera, no se podrían realizar. Creo que en ese sentido, el Plan Ceibal dio lugar a una generación nueva de gente con acceso a las tecnologías. Lo que antes era muy excluyente, hoy está muy generalizado. La instalación de fibra óptica en los hogares también es un aspecto importante. Hemos evolucionado mucho desde un punto de vista tecnológico. En cuanto a mentalidad estamos un poco mejor, pero seguimos siendo un país muy conservador que castiga el fracaso, y en consecuencia, se hace difícil fomentar la innovación. Hemos avanzado poco en encontrar los mecanismos para que las empresas innovadoras puedan tener una salida y oportunidades de desarrollo. Hay inversores dispuestos, pero luego no se hace fácil dar un salto adicional. Claro, si alguien del 2005 aterrizara en el 2015, diría “esto es increíble”. Pero si miramos lo que están haciendo países como Israel, Singapur y Corea, todavía nos falta mucho camino por recorrer. Eso también tiene que ver con nuestra cultura; tenemos un país con muy pocos ingenieros y no hay un número importante de personas queriendo estudiar carreras tecnológicas o haciendo cosas realmente innovadoras. Hay proyectos que se abordan en Uruguay, que si bien son buenos, resultan tímidos en relación a otros de otras partes del mundo.

Ceibal-1

¿Qué relevancia tienen para el gobierno actual y en particular para el presidente Vázquez, aspectos como la transferencia tecnológica y la promoción de la creciente industria del software?

Es un tema altamente importante. Durante el primer mandato del presidente Vázquez se aprobó la Ley de Software, que era un decreto del gobierno de Batlle. Vázquez siempre apoyó los proyectos de TICs, así como distintas iniciativas relacionadas al software y el hardware. A mí no me cabe la menor duda de que el compromiso del presidente de digitalizar la administración pública es real y que antes de que termine su mandato, todos los trámites públicos y pago de facturas se podrán hacer vía web. Esto va generar un cambio muy importante en el país. Con la nueva cédula de identidad digital muchos trámites se podrán hacer de forma directa, porque va a tener un chip incorporado. El equipo que está trabajando en estos aspectos desde el gobierno es multidisciplinario y sus integrantes muestran un alto nivel de ejecución.

¿Qué incidencia cree que puede lograr el Plan Ceibal en las futuras generaciones?

Yo creo que la incidencia más importante que tiene que tener hoy el Plan Ceibal no está tan relacionada con la tecnología digital porque eso ya está introducido. Actualmente, todas las personas acceden a la tecnología, no sólo una elite. De manera que el objetivo que nos planteamos de aquí en más, es ayudar a transformar la pedagogía. Las plataformas tecnológicas permiten hacer cosas en educación que de otra forma, serían impensables. Hoy, todo el mundo dice que hay que personalizar la educación y que cada niño es distinto. Y es verdad. El Plan Ceibal permite que los niños avancen de acuerdo a sus capacidades. En el caso de la plataforma de matemática, es muy claro; los niños empiezan a hacer ejercicios y avanzan hasta donde pueden. Cuando no entienden algo o no logran resolver un ejercicio, consultan al docente o el sistema mismo los ayuda a seguir adelante. Las herramientas tecnológicas le ayudan al docente a ver cuáles son las necesidades de cada estudiante, y desarrollar estrategias pedagógicas para cada caso. En ese sentido, la tecnología es un agente de cambio trascendental.

Ceibal--3

¿Cómo se imagina a los profesionales que durante su educación inicial han sido beneficiados por esta iniciativa?

El Plan Ceibal ha contribuido a democratizar el acceso a ciertos puestos de trabajo, fue un igualador de derechos, pero lo más importante ahora, es que mejoremos la calidad de los empleos. Para eso, necesitamos que los estudiantes aprendan entre otras cosas, a programar, trabajar en business intelligence y que lo que es importante para ellos, también lo sea para las empresas.

¿De qué manera Ceibal fomenta no sólo la accesibilidad a la tecnología sino la adquisición de conocimiento tanto en el alumno como en el docente?

Hemos implementado varios cursos masivos de programación en Scratch para hacer animaciones y en este momento estamos analizando la posibilidad de hacer un curso masivo de Java. A través de los LabTec (laboratorios de tecnología digital), fomentamos la robótica en todos los liceos y escuelas UTU de todo el país. Allí, los chicos aprenden no sólo a programar sino a construir los robots, adquiriendo nociones de física y otras disciplinas.

¿Qué tipo de contenidos le interesa a Ceibal incorporar a su plataforma para el próximo quinquenio?

El contenido más complejo que tenemos por desarrollar en este momento, es una plataforma de lectoescritura adaptativa. Esto quiere decir que existan diferentes versiones de un mismo texto de acuerdo al nivel de comprensión de cada estudiante. Ahora, también estamos pensando en incorporar DragonBox (un juego educativo que les enseña matemática a los niños) al entorno de Ceibal para que los estudiantes no tengan que comprarlo. Estamos buscando herramientas que hay en el mercado, y al mismo tiempo, desarrollando otras desde Uruguay en las áreas de ciencia y matemática.

Ceibal-2

Ceibal forma parte de la Red Global de Aprendizajes, una iniciativa que recoge experiencias de diferentes países. ¿Qué efecto tiene esto a nivel pedagógico y en cuanto a la experiencia personal de los niños?

A nivel pedagógico es muy fuerte. A través de videoconferencias, se dan encuentros virtuales entre alumnos de Uruguay y otros países, que aunque hablan distintos idiomas, conversan, trabajan en proyectos comunes y luego se estudia de qué manera fueron abordados. Esta metodología tiene un gran impacto en los docentes porque se trabaja en formato transversal, intentando que ante un problema, exista una participación de estudiantes uruguayos y extranjeros. Los profesores adquieren buenas prácticas de enseñanza de colegas canadienses, australianos, estadounidenses, etc. Esta Red Global de Aprendizajes es un proyecto clave para profundizar los cambios pedagógicos en Uruguay.

¿Cuál es la respuesta de los docentes a los llamados que realiza el Plan Ceibal?

Cuando uno trabaja en Ceibal, encuentra diferentes realidades. Hay un 25% de docentes que no usan robótica porque dicen que no está en el programa. Uno puede pelearse con ese 25% o apoyar al 75% restante, que está desarrollando proyectos, de los cuales un 25% son increíbles. Al ser éste un proyecto de una escala tan grande, presenta dificultades diversas, pero por otro lado, hay gente extremadamente buena. Acá se estigmatiza a los docentes por algunos grupos que andan mal, pero este país los que terminan, siguen aprendiendo. A la universidad no aceden sólo el 5% de los más ricos, sino gente de clase media y clase media baja, hijos de obreros. Que hay que mejorar la educación, no hay ninguna duda. Tenemos que lograr que sea atractivo estar en el sistema educativo y que éste logre incorporar a personas de contextos críticos. Durante los próximos cinco años se va a trabajar mucho en esa dirección, pero hay que entender que no estamos en una etapa de deterioro total.

Se han señalado las problemáticas relacionadas a la deserción en la educación media, incluso por parte del gobierno. ¿El Plan Ceibal puede ser un elemento atractivo para conservar a los jóvenes en el sistema educativo?

Los LabTec son un atractivo para muchos estudiantes. Estamos trabajando cada vez más intensamente con secundaria para incluir a más gente dentro de este proyecto. De todas formas, hay problemas que no los va a resolver el Plan Ceibal. Ceibal puede generar ciertos incentivos para que los estudiantes se queden en el aula, pero otros temas tienen que ver directamente con el sistema educativo. Si el estudiante se aburre en clase, no hay Plan Ceibal que lo salve. Si el docente está alienado, no hay Plan Ceibal que lo salve. Ceibal puede ayudar brindando herramientas para que el estudio de ciertos temas sea más interesante, pero tiene que haber una actitud acorde por parte de los estudiantes y docentes. Es necesario que exista un sentido de disciplina y reglas claras. Muchas cosas están mejor que antes, pero todavía falta.

Fotos entrevistado: Fabián Bia
Fotos ilustrativas: Plan Ceibal

 

COMPARTIR