BDO: Confianza, aprendizaje y crecimiento

BDO es una firma de servicios profesionales que enfoca sus prácticas en la excelencia y la cercanía con los clientes. La diversidad de empresas para las que presta servicios permite a sus colaboradores trabajar en proyectos de diversa naturaleza, encontrando respuestas para problemas de la actualidad y del futuro. La firma es parte de una red mundial que cuenta con 1.591 oficinas en 162 países y más de 80 mil profesionales en todo el mundo. El perfil global de la organización fomenta un aprendizaje continuo en estudiantes y jóvenes profesionales, quienes además tienen la posibilidad de entrar en contacto con profesionales de otros países y capacitarse en el exterior.

Si te interesa ser parte del equipo de BDO, podés visitar su página de LinkedIn (BDO Uruguay) para estar al tanto de las oportunidades laborales que vayan surgiendo. También es posible postularse a través del sitio www.bdo.com.uy

Sofía Cayssials tiene 21 años, estudia la carrera de Contador Público en la Universidad Católica y trabaja en la empresa desde hace un año y medio, integrando el área de Outsourcing. Eligió esta carrera en base a un gusto personal por todo lo vinculado a lo numérico, aunque no le atraía el lado profundo y abstracto de la matemática dura. “Desde chica me interesaba el concepto de organización; ver cómo funcionaban las empresas desde otro lugar y cómo se aplicaban ciertos procesos en la vida real. Éste es mi primer trabajo y desde que ingresé estuve aprendiendo cómo opera una firma de estas características, cómo es trabajar en este sector. BDO ofrece oportunidades muy interesantes para seguir creciendo continuamente”.

“Me interesa ver cómo funciona lo que aprendí en la Facultad en la realidad, en el funcionamiento de distintas empresas y cómo a medida que van pasando situaciones diversas, uno va aprendiendo cada vez más”.

Sofía Cayssials

“Una de las cosas que más disfruto de mi trabajo es pasar de la teoría a la práctica”, asegura Sofía.

APRENDER TRABAJANDO

Al momento de referirse a habilidades adquiridas dentro de BDO, Sofía menciona la comunicación interpersonal con compañeros y jefes. “No tenía ninguna experiencia en cuanto a la interacción laboral, los códigos que se manejan y debo decir que el balance es positivo. Desde el principio, me integré bien, me sentí muy cómoda”.

TIEMPO PARA CRECER

Algo que Sofía destaca es que la firma es muy comprensiva con aquellas personas que todavía están estudiando y no tienen experiencia laboral previa. Asimismo, aprecia mucho que BDO brinde flexibilidad horaria y facilidades para que sus integrantes puedan terminar sus estudios. “Esto para mí es muy importante porque tengo el objetivo personal de terminar la carrera”, comenta Sofía. “Tener el tiempo para estudiar y trabajar era algo que necesitaba”.

Verónica Texeira Nuñez estudió Contador Público en la Universidad de Montevideo, se recibió en diciembre del año pasado y lleva un año integrando el equipo de BDO. La profesión contable le interesó desde siempre. Su padre es Contador y frecuentemente habla con ella respecto a la carrera y la necesidad de actualización constante que la misma requiere para las nuevas generaciones de contadores.

“No es una carrera que elegís al azar”, asegura Verónica. “Creo que es profundamente vocacional. Siento que me falta un montón por aprender aún, y me gustaría ver cada área en concreto y con cierta profundidad para seguir creciendo”.

Verónica Texeira Nuñez

NUEVOS DESAFÍOS

A Verónica le tocó trabajar en el desarrollo de una empresa nueva, proveniente del exterior. Esto implicó diversos desafíos profesionales para ella. “Trabajamos en varios aspectos que requieren atención, como el área de Impuestos y la parte estrictamente contable, pero también implementamos un nuevo software de contabilidad y mantenemos un contacto fluido con el cliente. Estamos pendientes de todo lo que se requiere para llevar esa empresa adelante”.

OTRO USO DEL IDIOMA

Un detalle que vale la pena mencionar es que todas las comunicaciones entre BDO y el cliente al que Verónica hace referencia son en inglés. Esto le permitió a ella perfeccionar el uso del idioma y aprender a comunicarse de manera formal con la empresa. “Al principio me costaba, pero le fui agarrando la mano y viendo cómo mis encargados lo hacían, aprendí mucho. El inglés ahora me resulta más fácil. Ya venía estudiando inglés antes de empezar a trabajar en BDO y pienso retomar este año”.

DECISIONES PARA AVANZAR

“Uno de los principales desafíos y un componente que me interesa particularmente de trabajar en la firma es que día a día hay situaciones que se van dando y tengo que aprender a solucionarlas, debo elegir qué decisión tomar”, comenta Verónica. “Esa dinámica me brinda nuevas oportunidades para avanzar”.

Juan Ignacio Cassarino está cursando la carrera de Contador Público en la Udelar e integra el equipo de Auditoría de BDO desde hace más de un año. “El trabajo que desarrollamos se da en las oficinas de los clientes; no sólo con el área estrictamente contable de las empresas sino con las otras áreas que definen sus operaciones. Por medio de nuestro trabajo, observamos las funciones de control interno de las mismas y podemos, conjuntamente con el equipo de trabajo, llegar a realizar recomendaciones que pueden ser de utilidad para quienes toman decisiones en las organizaciones. Es una tarea que disfruto mucho y sé que no todos los contadores tienen la chance de desarrollarla porque depende del área en que trabajen”.

FOMENTAR EL DESARROLLO PROFESIONAL

Para Juan Ignacio, la organización ofrece un ambiente muy propicio para el desarrollo profesional. “Un estudiante o profesional joven que recién ingresa a la firma va a interactuar con jefes y encargados de área que tienen muchos años de experiencia y si esa persona realmente quiere aprender, hay un sistema estructurado de una muy buena manera para que pueda hacerlo. El que pregunta y manifiesta interés sobre ciertos temas va creciendo dentro de la compañía. Es algo que se da naturalmente. En lo personal, yo crecí mucho en la parte de conocimiento técnico».

“Cuando uno avanza en la facultad cree que sabe todo lo necesario para trabajar en esto, pero al entrar en el mundo de la práctica profesional se da cuenta de que eso no es así, que aún queda mucho por aprender y que siempre va a haber alguien que sepa más que uno. Lo bueno que tiene BDO es que apenas el joven profesional ingresa a la firma, le explican una serie de temas, hay capacitaciones, los encargados de área le brindan materiales para que vaya estudiando y tenga, previo a la reunión con un cliente, la información necesaria para poder manejarse de forma adecuada”.

Juan Ignacio Cassarino

ESPERAR A LOS MÁS JÓVENES Y DARLES CONFIANZA

Juan Ignacio asegura que la firma entiende que el aprendizaje y la adquisición de nuevas responsabilidades por parte de los jóvenes profesionales debe ser gradual. “Los jefes y encargados saben que el conocimiento con el que un joven ingresa a la firma es limitado y deberá ir adecuando esos conceptos teóricos aprendidos en la universidad con la vida real y la aplicación práctica. Y la verdad es que le dan tiempo al colaborador para atravesar ese proceso, pero cuando está listo le dan la confianza y las oportunidades para demostrar un rendimiento acorde a todo lo que se le ha enseñado”.

Si te interesa ser parte del equipo de BDO, podés visitar su página de LinkedIn (BDO Uruguay) para estar al tanto de las oportunidades laborales que vayan surgiendo. También es posible postularse a través del sitio www.bdo.com.uy