Infografía: Cómo funciona Blockchain

Recientemente se ha escuchado hablar mucho acerca de Blockchain, la nueva tecnología detrás de Bitcoin que está cambiando las reglas de juego a futuro y que tendrá un impacto incuestionable en áreas que van mucho más allá de las monedas digitales. Para adentrarnos en el tema hablamos con tres empresarios uruguayos que siguen el tema muy de cerca: Sergio Fogel, Alejandro Narancio y Omar Saadoun.

Contenido promovido por Smart Talent

Desde el Programa de Servicios Globales de Uruguay XXI se ha priorizado Blockchain como una de las tecnologías consideradas más disruptivas en el momento, tanto por su protagonismo en materia de criptomonedas pero por sobre todo por su alto potencial de aplicabilidad a cualquier otra industria. Por tanto, para Smart Talent, es estratégico que desde Uruguay se promueva su desarrollo, tanto en nuevos negocios para las empresas, como en formación para el desarrollo profesional.

Blockchain es una tecnología que nació con el objetivo de soportar a Bitcoin, la novedosa moneda digital que incrementó sustancialmente su valor en muy poco tiempo. Bitcoin es una invención elogiada por ciertos medios y referentes, así como también cuestionada -al igual que muchas tecnologías- por el uso que las personas hacen de ellas posteriormente. ¿Pero qué es exactamente Blockchain? Se trata de una tecnología que Tuvo su piedra inicial en el año 2008 con un paper publicado por Satoshi Nakamoto denominado Bitcoin: a Peer-to-Peer Electronic Cash System, y como toda revolución, persigue ciertos ideales y objetivos. En este caso se trata de obtener una mayor libertad en las actividades económicas, eliminando el control de entidades intermediarias, como por ejemplo el Estado o las instituciones financieras.

COMUNIDAD DE MINEROS
Blockchain posee un algoritmo que sostiene un sistema que no es modificado por una persona sino por miles de usuarios. Cada uno de ellos verifica que el resto esté usando el mismo algoritmo. Se llama Blockchain porque está compuesto por bloques de transacciones. En el caso de Bitcoin en promedio se genera o se cierra un bloque cada diez minutos y se empieza con un bloque nuevo.

Sergio Fogel, Co-fundador de Astropay y D-Local
“Satoshi Nakamoto creó un sistema que se llama Proof of Work (prueba de trabajo)…Esto se hace para que el sistema no se vea plagado de identidades falsas creadas por un solo usuario, se exige que cada usuario realice una tarea que se traduce a tiempo de CPU, tiempo de computo. El sistema de Nakamoto establecía que se realizara una especie de ‘sorteo’ de 50 Bitcoins entre aquellos usuarios que parti­cipaban. Los sorteos se realizaban cada diez minutos y en aquel momento el Bitcoin valía muy poco dinero. Quedó establecido que esa cantidad de Bitcoins se fuera redu­ciendo con el tiempo. De 50 pasó a 25, y ahora está en 12.5. Todas esas personas que ponen su tiempo de CPU son lla­mados mineros, en una analogía al minado de oro. Todos trabajan. Alguno encuentra pepitas de oro”.

Al día de hoy el precio del Bitcoin ronda los 7.500 dólares.

Dentro de sus oficinas en World Trade Center Montevideo Free Zone, Sergio tiene equipos dedicados a “minar” para el sistema. “Al principio los usuarios lo hacían desde sus casas, pero se fueron dando cuenta de que cuanta más capacidad de cómputo tenían, mayores chances habría de tener ese premio. Entonces la gente empezó a poner computadoras más pesadas y procesadores gráficos, que son muy rápidos haciendo cuentas. Luego hubo personas que comenzaron a diseñar computadoras específicamen­te para esta actividad. Se fue convirtiendo en una espe­cie de carrera. Hoy en día, los equipos que tenemos acá tienen la capacidad de calcular 13 o 14 teraHASHES por segundo. Para los que nunca escucharon hablar del tér­mino, un teraHASH es la medida de rendimiento aplicada exclusivamente al mining de Bitcoins”.

LIBRO MAYOR CONTABLE ELECTRÓNICO

Alejandro Narancio es CEO de Infuy, una empresa de soft­ware cuyo foco es el diseño y desarrollo de aplicaciones web y mobile, utilizando diferentes tecnologías. Ha estudiado de cerca lo que es Blockchain y, de hecho, dicta un curso en la Universidad de Montevideo que tiene que ver con esta tecnología. Al momento de definir lo que Blockchain es, Alejandro utiliza como ejemplo el libro mayor contable de una empresa, donde se registran todas las operaciones eco­nómicas de la misma de forma cronológica.

Alejandro Narancio es CEO de Infuy
“De una forma similar a un libro mayor contable, Blockchain es una base de datos de transacciones. La diferencia con un libro mayor es que generalmente estos libros estaban centralizados o había una única copia dentro de la empresa mientras que Blockchain se encuentra replicado y distribuido en miles de máquinas. Todos esos usuarios votan qué puede agre­garse o no dentro de ese libro mayor”.

ELIMINAR LOS INTERMEDIARIOS

Actualmente, si un usuario quiere enviarle una canti­dad de dinero a otro generalmente lo hace a través de un banco. El banco cobra un monto por verificar que el usuario A efectivamente cuente con esa cantidad de di­nero en su cuenta y hacérsela llegar al usuario B. A tra­vés de Blockchain y Bitcoin se plantea una modalidad alternativa en la que los usuarios puedan realizar tran­sacciones entre sí con el mismo nivel de seguridad, pero sin la necesidad de ese ente centralizador. Blockchain tiene ciertas características que la diferencian de otros sistemas y tecnologías: es distribuida (hay una copia de la base de datos en muchos nodos distribuidos en todo el mundo), descentralizada (las decisiones se toman en conjunto sin que exista un ente centralizador) y sus transacciones son inmutables (una vez que una tran­sacción fue aceptada dentro de la blockchain no puede modificarse y/o eliminarse).

“Blockchain se creó para soportar Bitcoin”, afirma Alejandro. “Pero al pasar los años, se fue percibiendo que podía tener más usos y que era posible implementar un concepto bastante anterior: los Smart Contracts. Este concepto fue propuesto por Nick Szabo en 1994 y plantea que un contrato inteligen­te es un acuerdo entre partes -pueden ser personas, sis­temas o entidades- en donde se especifica por código de computadora que cuando se cumplan ciertas condicio­nes deben ejecutarse acciones específicas sin la necesi­dad de un tercero. En un contrato tradicional dos partes se ponen de acuerdo a respetar ciertas reglas y si uno de los dos no lo hace, se recurre a un tercero para que lo obligue, a un juez, por ejemplo. La idea de los contratos inteligentes es eliminar el rol de ese tercero y fue así que comenzaron a surgir plataformas de Smart Contracts basadas en Blockchain. Los contratos inteligentes son los building blocks o piedras angulares de un mercado 100% digital.

USO DE BLOCKCHAIN EN LA INDUSTRIA

Omar Saadoun es Co-fundador y Gerente Comercial de In­Mind IT Solutions, una empresa con una historia larga en el desarrollo de aplicaciones web y mobile. Es consultor en Blockchain y justifica su interés de la siguiente manera:

Omar Saadoun, Co-fundador y Gerente Comercial de In­Mind IT Solutions
“Blockchain me llamó mucho la atención, no por todo lo que se hablaba de la tecnología, sino por lo que podía gene­rar y lo distinto que es lo que propone a lo que había ante­riormente. Estamos hablando de una tecnología que cam­bia cosas que se venían haciendo desde hace 30 o 40 años. Arrancó con Bitcoin pero tiene aplicaciones que van mucho más allá de lo que es simplemente una criptomoneda”.

“Cuando apareció internet fue un fenómeno disruptivo, revolucionario, y desde mi punto de vista lo que más agi­lizó fue el intercambio de conocimiento, de información”, comenta Alejandro Narancio. “Y hoy Blockchain está ha­ciendo lo mismo en el área financiera, permitiendo a gen­te que no está bancarizada acceder a ese nicho. Pero yen­do más allá, hay empresas como el grupo MAERSK que tiene un proyecto de Blockchain junto con IBM vinculado a la trazabilidad de contenedores y los documentos rela­cionados con esa actividad. La cadena de supermercados Walmart también está trabajando en algo similar. Esta­mos en una etapa muy nueva. Durante el año pasado se realizaron principalmente pruebas de concepto y este año se está empezando a formalizar con ciertos proyec­tos”. Alejandro explica que la precisión e inmutabilidad de los datos ingresados en Blockchain hace que el sistema tenga un gran potencial para ser utilizado en aquellas actividades que de otra forma son muy difíciles o imposibles de controlar. “Hay varias empresas de pagos que se están involucrando y hasta proyectos de minería que conside­ran el uso de esta tecnología”.

Alejandro explica que los proyectos que involucran esta tec­nología abarcan distintas industrias como logística, trazabi­lidad de productos, cadenas de producción, internet de las cosas (IoT) y seguros de vuelos. “La idea es que el usuario pueda contratar su seguro y el contrato mismo determine si el seguro le tiene que pagar o no. La ventaja de esto es que se logran reducir mucho los tiempos de reclamos”.

No sólo el sector privado sino también el sector público ha manifestado interés por Blockchain y los contratos in­teligentes. “AGESIC está investigando el tema, particular­mente su aplicación en la salud”, comenta Alejandro.

ENTENDER LA TECNOLOGÍA

Alejandro comenta que la propagación de Blockchain para varios objetivos ha despertado el interés de pro­gramadores capaces de trabajar en el desarrollo de este tipo de sistemas. “Se está necesitando mucha gente que tenga la teoría y sepa programar Smart Contracts. Para eso se usan algunos lenguajes específicos. Por ejemplo, el lenguaje más conocido se llama Solidity y es parecido a JavaScript, con ciertas particularidades. Pero más allá del lenguaje es importante que esas personas entiendan cómo funciona la plataforma, y fundamentalmente que puedan reconocer cuando un caso de uso tiene sentido implementarse utilizando blockchain o no”.

“Desarrollar para Blockchain requiere de un talento par­ticular… Porque es una tecnología nueva, que aún tiene muchos temas por resolver y va a tener más a medida que pase el tiempo. Esto se debe a su concepción; la forma en que la tecnología está hecha es increíble. Es sencilla desde el punto de vista de diseño y, a la vez, perfecta. Pero trae consigo un montón de consi­deraciones relacionadas con el volumen de información que se maneja, que requiere un conocimiento significati­vo y una actualización que no termina nunca. Hay mucha información que necesita ser validada. Tenemos muchas plataformas, lenguajes de programación propios que hay que entender. Cada Blockchain es un mundo”.

LA NUEVA FIEBRE DEL ORO

Para Omar, la aparición de las criptomonedas y de la tec­nología Blockchain genera un entusiasmo no siempre jus­tificado. “Todo el mundo quiere su criptomoneda, todo el mundo quiere hacer una ICO (Initial Coin Offering), todo el mundo quiere ponerle el sufijo ‘chain’ al nombre de su proyecto. Eso por un lado es positivo pero a la vez genera la posibilidad de estafas, personas que generan cripto­monedas que no son sustentables y una vez que tienen la plata, se van y chau”.

Para aquellos jóvenes estudiantes o egresados de carreras tecnológicas que desean saber más de este tema y tienen un interés en manejar Blockchain, Alejandro asegura que lo principal es comprender la lógica interna que tiene esta novedosa tecnología y que el futuro está en los contratos inteligentes o Smart Contracts. “Cualquier cosa puede aprenderse online”, asegura Alejandro. “Hay mucha infor­mación disponible, empezando por el paper de Satoshi Nakamoto que si bien al principio puede intimidar no hay que asustarse. Hay varios cursos online disponibles en plataformas como Coursera. La otra opción es sumarse a algún encuentro de Blockchain de los que se realizan en Uruguay. En donde siempre se dan charlas interesantes”.