Cómo hacer una video-entrevista laboral

4336
Foto: mofetos bajo licencia Creative Commons

Prepárate para esta nueva forma de presentación personal.

Las video-entrevistas laborales son una nueva herramienta al momento de conocer a los candidatos que aspiran a un cargo.

Tal como sucede con las entrevistas tradicionales, es crucial informarse previamente sobre la empresa y el cargo, para así seleccionar la información que es pertinente incluir.

La video-entrevista en sí misma consiste en ir respondiendo a las preguntas planteadas en un determinado tiempo, previamente definido. En general se da a conocer una pregunta al candidato, que tiene unos pocos segundos para pensar su respuesta y decidir qué información resaltar, y luego dos o tres minutos para responderla, o quizás menos.

Claves

Tal como en el caso de las entrevistas personales, la apariencia es importante, y se recomienda presentarse de la misma manera que si se tratara de una entrevista cara a cara. Sin embargo, cuando se trata de video-entrevistas, hay otros elementos que entran el juego y que pueden jugarnos en contra si los descuidamos:

  • Cámara web y micrófono que funcionen correctamente. Será necesario configurarlos y realizar los ajustes necesarios para que todo salga a la perfección.
  • Que la conexión a Internet sea ágil. Se dificulta considerablemente la entrevista si la comunicación se está cortando permanentemente.
  • La iluminación constituye un aspecto que podría ser olvidado pero es de suma relevancia. Es recomendable probar cómo se ve la imagen de la cámara web antes de comenzar la entrevista, para asegurarse de que se vea bien y la iluminación sea apropiada.
  • El ruido ambiental del lugar en el que estemos desarrollando la entrevista también es un factor clave para desarrollar la entrevista con normalidad.
  • Es preciso avisar a familiares u otras personas del  entorno, para evitar interrupciones durante el proceso. Tal como en una entrevista tradicional, evitaremos distracciones como el celular u otros programas que se estén ejecutando en el equipo.
  • Es importante hacer contacto visual con la cámara durante el transcurso de la entrevista, del mismo modo que se haría al hablar con el entrevistador frente a frente.
  • En cuanto a cómo enmarcar la imagen, es preciso enfocar principalmente la cara, apenas parte del torso, y con respecto al fondo, es recomendable que sea lo más neutral posible.

¿Por qué una video-entrevista laboral?

Supone un ahorro de tiempo para ambas partes, en primer lugar, y naturalmente, el ahorro de tiempo implica ahorro de dinero.

Alineado con lo anterior, elimina limitaciones geográficas y temporales. El candidato puede acceder a la entrevista cuando le sea más oportuno y el empleador, del mismo modo, la verá cuando le sea conveniente.

Constituye además una herramienta muy útil al momento de evaluar las habilidades comunicacionales del candidato. El estar en un ambiente conocido para él le proporciona más seguridad y es probable que se desenvuelva mejor que en una entrevista tradicional. Por otra parte, también hay que considerar que se trata de una nueva experiencia para el candidato, y puede tener el efecto contrario.

Recuerda: ante todo, mantén la calma y actúa con naturalidad.

La video-entrevista es una instancia novedosa y que aporta numerosos beneficios. Es importante destacar, sin embargo, que no constituye la única oportunidad de evaluación de los candidatos, sino más bien un complemento de otras instancias.

por Elena Artola

Foto: mofetos bajo licencia Creative Commons