Cómo preparar una entrevista laboral en inglés

1384

Saber inglés es uno de los requisitos excluyentes de muchas solicitudes de trabajo. Para probar qué tan bien dominamos un idioma en algunos casos es suficiente que presentemos un certificado de algún examen internacional. Pero, ¿qué pasa si los reclutadores quisieran evaluar nuestro inglés en una entrevista personal?

Si queremos aplicar a trabajos que requieren inglés lo mejor es estar preparados para una posible entrevista laboral, cuyo propósito sea poner a prueba qué tan cómodos nos sentimos con el idioma, si somos capaces entenderlo y hablarlo al nivel requerido. Esto suele ser motivo de muchos nervios para algunas personas, pero no hay motivos para preocuparse. Keep calm

Preguntas frecuentes

Lo primero es saber cuáles son las preguntas más frecuentes. Suelen ser preguntas abiertas para ver cómo nos desempeñamos.

  • Tell me about yourself” (“Cuéntame sobre ti”). En esta pregunta debemos explicar por qué somos adecuados para el puesto. Deberíamos explayarnos sobre nuestra experiencia laboral previa relativa al trabajo al que nos estamos postulando. En caso de tener poca o ninguna experiencia laboral nos referiremos a los estudios y conocimientos relacionados con el área. En general no se espera que hagamos referencia a información personal, salvo que se indique de manera específica.
  • Otra pregunta frecuente es “Walk me through your resume” (“Guíame por tu curriculum”), donde hablaremos sobre nuestra experiencia laboral previa, de nuestros logros y capacidades. La idea no es simplemente enunciarlos, si no mostrar qué aprendimos de cada experiencia, cómo llegamos hasta acá. Lo ideal es no extendernos más de 2 o 3 minutos. Primero nos referiremos a lo más antiguo para ir aproximándonos al presente.
  • Si en la entrevista laboral nos preguntaran “Why have you applied for this job?” (¿Por qué has aplicado a este trabajo?), hablaremos de los aspectos que nos gustan de la empresa. Sería bueno hacer referencia a que poseemos experiencia laboral previa, conocimientos y habilidades para aplicar a este trabajo en particular, y que a su vez satisface nuestras propias necesidades y expectativas.

Tal como sucede con las entrevistas en español, en inglés es también habitual pedir que hablemos sobre nuestras fortalezas y debilidades, sobre el mayor desafío que hemos sorteado con éxito hasta el momento y cómo lo hicimos y, dependiendo del tipo de trabajo, si nos sentimos cómodos trabajando en equipo o cumpliendo plazos.

Practicar, practicar, practicar…

Sí o sí, hay que preparar la entrevista laboral. Una opción es empezar por escribirla, que nos ayudará a practicar la escritura y organizar mejor nuestras ideas. Luego sería bueno grabarnos simulando la entrevista para practicar habilidades de conversación. Podemos grabarnos y escucharla para evaluar nuestro propio desempeño o pedir a algún amigo que nos ayude.

Es importante que al momento de la entrevista hablemos con fluidez. Practicar previamente puede servir para prepararnos y estar más seguros, el objetivo no debe ser tener un discurso para repetir de memoria, es fundamental ser flexibles y mantener el hilo de la conversación.

Good luck!

por Elena Artola