La moneda en boca de todos

(cc) Flickr – Hektor Ehring Jeppesen

Las criptomonedas y el Blockchain son dos de los tópicos más recurrentes cuando se habla de nuevas tecnologías, cuando se evalúa el futuro de la informática e incluso sobre el sistema financiero. Son dos aspectos que entusiasman a expertos y curiosos por igual, y que han dominado la prensa a la par que su uso se incrementa.

El fluctuante mercado de las criptomonedas cerró julio con buenas noticias: a fines del mes Bitcoin recuperó impulso y aumentó su precio hasta superar los U$S 8.000. Este no es su precio más alto –el año pasado llegó a los U$S 20.000-, pero tras un año de caídas y recuperaciones, entre los expertos se ha retomado el optimismo. Esta alza significa que ahora Bitcoin domina dentro del mercado de las criptomonedas en un 47%.

Esto es apenas la punta del iceberg de un tema que está empezando a dejar de ser una simple utopía a transformarse en una realidad diaria. Los expertos apuntan que esta suba se debe a la posibilidad de que se apruebe en Estados Unidos la creación de un fondo cotizado en bolsa de monedas digitales, lo cual facilitaría la compra y ofrecería un nivel extra de seguridad. Asimismo, el interés por las criptomonedas por parte de colosas casas inversoras como Goldman Sachs y BlackRock está alimentando el mercado.

Para conocer desde dentro algunos de los pormenores de las criptomonedas hablamos con un experto local: Alejandro Narancio, CEO de Infuy, una empresa de software que utiliza el Blockchain como una herramienta para ofrecer soluciones informáticas.

Alejandro Narancio es CEO de Infuy

“Hoy por hoy existe un alto porcentaje de la población mundial que no tiene acceso a servicios bancarios… Las criptomonedas y blockchain como tecnología puede ser la oportunidad de estas personas para poder formar parte de un sistema financiero nuevo”.

¿A qué se debe el boom de las criptomonedas?

Creo que lo que desencadenó inicialmente el boom fue las noticias del precio que alcanzó Bitcoin el año pasado, que llegó a un máximo de cerca de U$S 20.000 por Bitcoin. Esto provocó que personas de todos los ámbitos (y no solo los que estamos relacionados a la tecnología o fintech) comenzaran a preguntarse qué eran las criptomonedas, para qué servían y cómo funcionaban. A partir de ahí comenzó a generarse mucho interés no solo sobre Bitcoin sino sobre otras criptomonedas y la tecnología que existe detrás, es decir el blockchain.

¿Cómo se puede crear una criptomoneda propia? ¿Es económicamente viable?
Generalmente dentro del término criptomoneda se engloban los tokens (por ejemplo BAT, REP, etc) y las criptomonedas (BTC, LTC, etc) propiamente dichas. Hoy por hoy existen más de 1.600 tokens y criptomonedas.

Para crear una criptomoneda tendríamos que evaluar que haría distinto nuestra criptomoneda. ¿Cambia el algoritmo de consenso? ¿Agrega alguna característica especial de privacidad? ¿Incrementa la escalabilidad? En fin, qué tan complejo es su implementación dependerá de varios factores. Por ejemplo: ¿Es un desarrollo de cero o se puede hacer un fork de una criptomoneda existente y trabajar sobre eso? ¿Requiere cierta investigación previa o ya se tiene todo el estado del arte y solo resta la implementación? Por otro lado crear un token es en general más sencillo que crear una criptomoneda, al momento de hacerlo es importante definir que queremos que represente el token y cómo será utilizado.

¿Qué tan comunes son las estafas en este sistema?

La tecnología utilizada es sumamente segura. En una criptomoneda como Bitcoin, que es pública y donde cualquier persona en el mundo puede participar con un nodo es prácticamente imposible romper su esquema de seguridad. A muy grandes rasgos, la seguridad en Bitcoin se basa en criptografía de clave pública/clave privada en donde cada “usuario” con Bitcoin en su haber tiene un par de dichas claves. Para poder transferir sus Bitcoins una persona debe firmar con su clave privada (que él y solo él conoce y posee). Los algoritmos criptográficos utilizados están sumamente probados que son seguros y son la base de todo el sistema de eCommerce del mundo (no solo Bitcoin), por lo que podemos asumir que son seguros.

Lo que sí se ha visto y lamentablemente seguramente seguiremos viendo son ataques que intentan robar las claves privadas de los usuarios, y de esa forma robar las Bitcoins de los mismos. Un ataque común es utilizar phishing (hay muchos más), pero esto tampoco es exclusivo para Bitcoin o criptomonedas, este tipo de ataque es utilizado hace años en sitios de eBanking para vulnerar las cuentas de los clientes.

Pero lo que quiero resaltar es que la tecnología es tecnológicamente segura y hasta el día de hoy imposible de vulnerar. La falla o el agujero de seguridad está en nosotros y en cómo protegemos nuestras claves privadas.

¿Se utilizan criptomonedas aquí en Uruguay? Si es así, ¿qué usos se les da?

En Uruguay se están utilizando, aunque aun en poco volumen. Las que más se utilizan son Bitcoin, Litecoin y Ether (y tal vez alguna otra altcoin). Generalmente el uso es el pago de algunos servicios, o compra/venta de artículos. Nosotros en particular como empresa aceptamos el pago de nuestros servicios en criptomoneda y a su vez utilizamos Ether para pagar el uso de Ethereum cuando instalamos e invocamos los contratos inteligentes que desarrollamos.

¿Las criptomonedas tienen el potencial de suplantar en un futuro a los bancos? ¿O todavía es una opción utópica?

A modo personal creo que los bancos como todo negocio tarde o temprano van a tener que transformarse, sin lugar a dudas creo que van a terminar utilizando blockchain como tecnología ya sea utilizando alguna blockchain pública o tal vez una privada para crear un consorcio de bancos y que la interoperabilidad entre ellos sea más eficiente y menos costosa. Ya existen en el mundo varias pruebas o pilotos de bancos importantes sobre este tema.

Con respecto a si las criptomonedas van a reemplazar a los bancos, honestamente no lo creo. Pero tal vez no sea el mayor potencial que tienen las criptomonedas. Hoy por hoy existe un alto porcentaje de la población mundial que no tiene acceso a servicios bancarios, personas que no califican a tener siquiera una cuenta bancaria, e incluso dentro de aquellas personas que tienen cuenta bancaria existe un gran porcentaje que no pueden acceder a todos los servicios que brinda la banca. Las criptomonedas y blockchain como tecnología puede ser la oportunidad de estas personas para poder formar parte de un sistema financiero nuevo. Creo que en esto hay un gran potencial, no solo económico sino fundamentalmente de mejoramiento social.

Embed from Getty Images