El ejercicio y una dieta adecuada son clave para el éxito académico

Cuando se es estudiante muchas personas optan por vivir solos o en compañía de personas que también se encuentran cursando una carrera, y aunque lograr ese tipo de independencia puede ser favorable, por otra parte hay situaciones que cambian drásticamente y hacen que muchos de nuestros hábitos se modifiquen.

Uno de los hábitos que tiende a cambiar cuando se comienza una etapa en donde lo primordial son los estudios es sin duda la alimentación y el ejercicio físico que probablemente se deja de practicar. Ya sea por cuestiones de tiempo, porque no eres capaz de elaborar comidas saludables, o simplemente por el tema de la economía. Sin importar cuál sea tu caso debes saber que, si se combinan estos 2 factores de forma saludable, te sentirás bien y tus resultados académicos y rendimiento mejorarán considerablemente.

No es necesario acudir a un especialista en nutrición para que puedas alimentarte de forma adecuada, ni ir a un gimnasio para estar bien físicamente. Hay cosas que podemos hacer desde nuestra casa y que no implicará un gasto elevado para poder llevarlas a cabo, y tampoco quitarán mucho tiempo, basta con que tengas las ganas y la disposición para hacerlo.

Tips para alimentarte y ejercitarte

Primeramente debes saber que una buena alimentación te dará beneficios que serán de ayuda para tu vida académica, entre ellos podrás mejorar tu inteligencia, memoria, la capacidad para aprender mejor e incluso tu estado de ánimo que quieras o no influye en la vida estudiantil. Partiendo de lo anterior tendremos que buscar los alimentos que más se adecúan a nosotros, no necesariamente tienen que ser ensaladas, pero si debemos procurar que contengan los nutrientes necesarios.

Uno de los alimentos más baratos que se pueden encontrar en el mercado que ayudan a mejorar nuestra memoria es el atún, que es rico en omega 3. Según estudios en la Universidad de California por parte del investigador Fernando Gómez-Pinilla, han revelado que esta propiedad otorga beneficios a nivel celular que harán que nuestra memoria y comprensión aumenten considerablemente. El salmón, y el pescado en general, además de frutas como las nueces y el kiwi también son ricos en omega 3.

Es importante también que no dejes de lado el consumo de frutas y verduras, muchas de ellas, principalmente la zanahoria, cuentan con propiedades que mejorarán tu memoria si las consumes de forma cotidiana. Puedes hacer las combinaciones que a vos más te guste y agregarle algún saborizante para que adquiera un mejor gusto.

Ejercitarse es otra actividad que ayuda a mejorar tus funciones cerebrales que tienen que ver con la retención de información y aprendizaje. No es necesario acudir a un gimnasio y pagar, ni tampoco hacerlo diariamente. Puedes salir a caminar a la calle durante media hora o una hora, mínimo 3 veces a la semana, incluso ir con los amigos o compañeros a practicar deportes como el fútbol, básquetbol o voleibol. Lo que al final importa es que tu cuerpo se mantenga activo y tu cerebro se oxigene.