EY: Nuevos caminos y oportunidades

Marcelo Edelsztejn, Martín Villarmarzo e Ignacio Russell

EY es una firma de servicios profesionales que apuesta por la innovación en todo sentido. Esto implica implementar sistemas y herramientas tecnológicas para brindar mejores soluciones de negocio, pero también desarrollar entornos de trabajo que permitan a las personas trabajar mejor. Al momento de incorporar nuevos integrantes a su equipo, EY hace foco en estudiantes y profesionales de carreras vinculadas a Ciencias Económicas y Administración, así como también cuenta con oportunidades de desarrollo para personas con perfiles tecnológicos.

Una nueva revolución industrial

Martín Villarmarzo ingresó a EY en 2001 y actualmente trabaja como Director Ejecutivo de Auditoría en la firma. En relación a los cambios tecnológicos y las facilidades que brindan para el desarrollo de ciertas tareas en el sector, Martín hace referencia a un concepto novedoso al que denomina “la revolución industrial de los servicios profesionales”. “Hoy contamos con herramientas muy potentes que cambian la manera de hacer el trabajo”, asegura. “Puntualmente en auditoría, la firma está realizando una importante inversión a nivel global para ofrecer soluciones tecnológicas. Actualmente estamos atravesando ese proceso, que consiste en capacitar a las personas para que puedan usar las herramientas digitales y así realizar la auditoría de otra manera, obviamente que siempre en el marco de lo que son las normas de auditoría”.

Martín Villarmarzo
Director Ejecutivo de Auditoría

“Tenemos que acercar a nuestros profesionales a la tecnología, mostrarles cómo funciona y convencerlos de que ése es el futuro de nuestra profesión. No podemos seguir haciendo las cosas como antes. Poco a poco, vamos a ir migrando a una nueva forma de trabajar”.

En ese sentido, uno de los desafíos más importantes que Martín detecta es la resistencia al cambio, pero la percibe como algo natural. “Nos pasó a todos, incluyendo a los que estamos hoy llevando adelante estos temas. Quizás a los jóvenes no les cuesta tanto y el desafío es mayor para aquellas personas con experiencia que trabajaron años de otra forma. Es comprensible, porque la profesión contable nunca vivió un cambio tan fuerte. Estamos en una etapa en la que nuestro trabajo no se va a limitar a ingresar números y compilar información, sino que vamos a tener que interpretar datos y aportar soluciones, tomando decisiones más rápidas y mejores”.

Cerca de las personas

Martín comenta que EY implementa un sistema de consejeros mediante el cual intenta brindar apoyo a sus profesionales, no únicamente en temas vinculados al trabajo sino en aspectos relacionados con el estudio, la vida personal, etc. “A veces puede llegar una persona que tiene dificultades para manejar su carrera y trabajar o que es del interior y necesita viajar una vez cada tanto al lugar donde está su familia. Quizás esas personas no se animaban a plantear estos temas y en ese sentido es importante que conozcamos a la gente. Si bien existe una diferencia generacional, cuando entro en contacto con los profesionales más jóvenes trato de charlar con ellos, preguntarles cómo les fue en un examen en particular o qué ambiciones tienen, que temáticas le interesan más dentro de la profesión y si les interesa desarrollar una carrera académica. Nuestros colaboradores valoran ese tipo de acciones. Si bien ésta no es una empresa chica, tratamos que las personas sientan ese ambiente familiar. En lugar de una interacción rígida entre los jóvenes y los profesionales de mayor experiencia, apostamos por la confianza”.

Aprender trabajando

Marcelo Edelsztejn es Contador Público e integra el equipo de EY desde 2016. Actualmente se desempeña como Senior del Departamento de Asesoramiento Impositivo. Desde sus días de estudiante, Marcelo tenía el objetivo de tener una experiencia en una firma multinacional. Dentro del departamento que integra, trabaja en lo que se conoce como Precios de Transferencia, un área de poco desarrollo en Uruguay que había escuchado nombrar en la facultad, pero de la cual no tenía mucho conocimiento. Asegura que el mayor volumen de conocimiento en esta materia se adquiere a través del trabajo. “Trabajar en EY sin dudas fortalece la carrera y el perfil de un estudiante o joven profesional. Mi sector particularmente es internacional, lo que me permite estar en contacto con firmas EY de otras partes del mundo, aprendiendo todo el tiempo y conociendo otras formas de hacer las cosas. El contacto con los clientes es un aspecto que me ha brindado experiencia”.

Marcelo Edelsztejn
Senior del Departamento de Asesoramiento Impositivo

“Pude conocer cómo funcionan distintos negocios, empresas multinacionales. Estar hablando todo el tiempo con gerentes financieros de empresas multinacionales te da herramientas para relacionarte a este nivel”.

Objetivo cumplido

A nivel de objetivos, Marcelo se planteó ingresar a EY con la idea de alcanzar el puesto que tiene actualmente y seguir creciendo. “Destaco que la firma haya confiado en mí como responsable para que ciertos trabajos salgan adelante. Mi rol implica estar en contacto con los gerentes, así como con los profesionales denominados ‘staff’ que son los que recién ingresaron y los asistentes. Tengo que manejar los tiempos de cada proyecto, estando en contacto con el cliente y organizando el trabajo. En mi caso, viví con bastante naturalidad el hecho de tener que interactuar con profesionales de mucha mayor experiencia. No me generó ninguna dificultad. Sí tuve que asumir la responsabilidad de estar al tanto de todo, en qué estado están los proyectos que están a mi cargo, pero es algo que se adquiere con el tiempo. Quizás el mayor grado de aprendizaje viene por este lado. Creo que en ningún otro lado se trabaja con esa dinámica de manejar varias cosas al mismo tiempo y es un aspecto muy importante para el desarrollo de un profesional”.

Buen recibimiento

Ignacio Russell es Licenciado en Administración y trabaja como Senior de la línea de servicios de Consultoría de EY. Hace 4 años que ingresó a la firma. Durante sus primeras semanas de trabajo, Ignacio comenta que se sintió muy bienvenido. “Tenía muchas ganas de demostrar lo que sabía y aprender cosas nuevas. Además de los procedimientos de inducción llevados adelante por la firma, mis nuevos compañeros se acercaron a explicarme aspectos del trabajo a desarrollar y lo que EY representa a nivel mundial. Ese acompañamiento fue muy importante porque me hizo sentir cómodo y me ayudó a asimilar mejor las metodologías de trabajo que utilizamos. En términos generales, considero a la firma como una muy buena escuela de formación profesional. Cuando uno ingresa, aprende un montón de cosas que le permiten desarrollarse. Estos conocimientos y nivel de experiencia generan un diferencial respecto a profesionales que trabajan en otro tipo de empresas que no comparten esas mismas cualidades”.

Un trabajo desafiante e impredecible

Uno de los aspectos que más destacan los profesionales de EY es la diversidad que tiene el trabajo y el desarrollo personal y profesional que las personas pueden tener al conocer realidades de negocio diferentes.

Ignacio Russell
Senior de la línea de servicios de Consultoría

“Nuestros clientes pertenecen a diferentes industrias y tenemos la posibilidad de participar en proyectos que involucran distintas áreas de conocimiento”.

“Si bien uno va generando cierto expertise en determinados temas, está bueno abrir el abanico y aprender un poco de todo. En relación con ésto, un aspecto que me atrae de la firma es que nuestro trabajo nunca es rutinario y no sabemos con certeza lo que nos deparará la jornada laboral. Esto hace que el día a día se torne interesante y desafiante”, comenta Ignacio.

Si te interesa ser parte del equipo de EY envía tu CV a rrhh@uy.ey.com