EY: Ser ágiles en un mundo cambiante

Ernst & Young (EY) es una de las principales firmas de servicios profesionales del mundo y ofrece asistencia en auditoría, consultoría e impuestos a compañías locales e internacionales de diferentes rubros. La organización cuenta con un perfil innovador que es transversal a todas sus áreas. Sus equipos están integrados por profesionales de diferentes formaciones y en muchos casos, provenientes de distintas nacionalidades. El enfoque de trabajo de EY busca priorizar el desarrollo de los integrantes de la empresa, ofreciéndoles acceso a importantes oportunidades de crecimiento. En materia de Tecnologías de la Información, las contrataciones que EY realiza están enfocadas principalmente en el área de Consultoría, desde donde se busca brindar respuestas a necesidades de negocio mediante soluciones tecnológicas.

José Luis Mauro Vera, Gerente de servicios de Advisory

José Luis Mauro Vera tiene 36 años y comenzó a trabajar en EY en el año 2005, mientras cursaba la carrera de grado. Actualmente trabaja como Gerente dentro de la firma y es Catedrático Asociado de Sistemas de Información Empresariales en la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT Uruguay. Es Ingeniero en Sistemas y Master en Administración de Empresas (MBA). José Luis asegura que más allá de haber adquirido el conocimiento básico en la carrera de grado, todo lo referente a las metodologías de trabajo y entrega de servicios de asesoramiento en riesgos tecnológicos lo aprendió dentro de EY. “Trabajar en la firma me ayudó a interiorizarme acerca de nuevas metodologías, así como el funcionamiento de las organizaciones y la interacción con equipos de trabajo conformados por contadores y estudiantes de Administración.

Vivimos en la “era de la transformación” y este paradigma supone que estemos constantemente interactuando con distintas tecnologías e información, incluso sin darnos cuenta, desde aplicaciones cotidianas como la tarjeta STM o las aplicaciones que están corriendo en nuestros teléfonos mientras los tenemos en el bolsillo. Esta era es maravillosa si analizamos todo lo que podemos hacer hoy fácilmente que 10 o 15 años atrás no era posible. Y en realidad, visto desde una perspectiva histórica, las transformaciones tecnológicas o de otro tipo siempre estuvieron presentes en el mundo; lo que ha cambiado es la velocidad de esos cambios. Procesos que llevaron 20 años en su momento, hoy se llevan a cabo en uno. Las empresas ven en esta realidad una oportunidad para desarrollar negocios nuevos o industrias que eran inexistentes hace poco. Hace 10 años nadie sabía lo que era un hashtag, un influencer, o un hilo de Twitter. Estos conceptos han cambiado nuestra forma de hablar y comunicarnos. Todo esto provoca reacciones en las personas, pero también en las empresas y en los gobiernos en cuanto a normativa.

ADAPTARSE A LO QUE VENDRÁ

Empresas de diversos sectores e industrias acuden e EY para ayudarlos a formular las preguntas que surgen en esta nueva era, ya que la clave es formular las mejores preguntas dado que son las que llevan a las mejores respuestas. Entre varias iniciativas, la firma responde con una metodología estratégica denominada “Trust by Design”. La misma busca preparar a las organizaciones desde su capacidad estratégica y operativa, diseñando elementos que provean confianza.

“Hoy en día debemos prepararnos para estar cambiando en lugar de prepararnos para un escenario fijo. Anteriormente, las empresas establecían una estrategia a largo plazo”.

“El marco actual hace que vayamos moviéndonos de a poco y previendo lo que está por venir a cada momento. Eso también incluye desafíos para nosotros, los profesionales, ya que las reglas de juego cambian todo el tiempo y debemos actualizarnos y capacitarnos de manera constante. Y cuando hablamos de capacitación, ya no nos referimos más al concepto de estar en un salón de clase viendo unas diapositivas”, sino al desarrollo continuo de capacidades y del juicio crítico de chequear las fuentes.

LA INNOVACIÓN COMO MOTOR DEL VALOR AGREGADO

La innovación ha generado cambios en tareas que tienen siglos de existencia y que EY desarrolla, como es el caso de la auditoría de estados financieros, incorporando herramientas como Analytics y Business Intelligence y automatización de procesos mediante robotización.

“Esta situación nos desafía desde el punto de vista de ofrecer ese tipo de servicio a clientes que hoy lo demandan, eliminando tareas repetitivas y dedicando a las personas que integran nuestros equipos a actividades que pueden aportar un mayor valor y creatividad para el momento que estamos viviendo” explica José Luis. “La innovación está pisando cada vez más fuerte. Cada día son más frecuentes las hackatons, el uso de “Design Thinking” como metodología de innovación y todas las iniciativas que buscan que podamos adaptarnos con éxito a este mundo conocido como “VUCA”: volátil, incierto (uncertain), cambiante y ambiguo”.

CLAVES PARA ENTENDER EL FUTURO

En cuanto al futuro de las empresas y su manera de responder a los cambios que se presentan, José Luis asegura que las organizaciones importantes deben saber jugar con distintos roles.

“Las compañías establecidas y que cuentan con cierta trayectoria tienen el desafío de mantener ese peso conformado por su reputación, servicios y la calidad que ofrecen. Pero al mismo tiempo, necesitan tener áreas que trabajen como startups. Este nuevo paradigma obliga a las organizaciones a mantener la estructura de marcas -que generalmente tardaron años en construirse y posicionarse como tales- y ser ágiles al mismo tiempo”.

GANAS DE CRECER Y SUPERARSE

Con relación a los perfiles profesionales que el área de Advisory valora al momento de realizar contrataciones y las aptitudes más apreciadas durante el proceso de selección, José Luis destaca que la firma busca personas de fácil adaptación a los cambios, que puedan trabajar en equipo y acoplarse a colaborar con personas diversas.

“Los estudiantes o egresados de carreras profesionales hoy realizan tareas que ni sabían de su existencia, donde cada uno tiene la posibilidad de descubrirse y desarrollar nuevos talentos. No buscamos el mismo perfil en todos los casos. Nos interesa la diversidad y la inclusión”.

“En nuestro equipo tenemos personas de distintas nacionalidades, generaciones y culturas, y creo que para un joven que viene de la universidad y empieza a trabajar puede ser muy positivo interactuar con personas diferentes. También apreciamos mucho las ganas de aprender y crecer, por lo que proveemos flexibilidad para que puedan cumplirse tanto los objetivos personales como los de los trabajos asignados. Buscamos personas que persiguen su superación personal. Esto implica aceptar o recibir la retroalimentación que nosotros les damos acerca de su trabajo y convertir eso en oportunidades para crecer”.

“La clave para los jóvenes es ver cómo aprovechan esta oportunidad de trabajar en una de las cuatro firmas de servicios profesionales más importantes del mundo, tener acceso a conocimiento, herramientas y equipos de trabajo multidisciplinarios y sacar de eso lo mejor”.

Si te interesa ser parte del equipo de EY envía tu CV a rrhh@uy.ey.com