FILIPA es una nueva marca de calzados fabricados en Uruguay e inspirados en mujeres que hicieron historia. Su fundadora, Stefanía Marrero, se desempeña hace años en el sector financiero, pero nunca abandonó su sueño de diseñar indumentaria. Tras un 2020 que modificó las perspectivas de vida del mundo entero, Stefanía decidió perseguir su sueño.

Stefanía Marrero es creadora y fundadora de FILIPA, un emprendimiento de indumentaria femenina que apunta a ofrecer calzados 100% en cuero, destacables por su diseño y fabricados en Uruguay. Según Stefanía, el objetivo de este proyecto era crear un producto femenino capaz de fusionar tendencia, versatilidad, carácter atemporal y comodidad. “Apuntamos a la practicidad. Muchas veces una sale temprano a trabajar y después tiene cosas que hacer, llegando a su casa a la tarde o noche. Por esta razón pretendemos que el calzado sea combinable con diferentes outfits y que sea cómodo para poder usarlo y disfrutarlo a lo largo del día”.


Ponerse en los zapatos del otro
Una premisa fundamental que caracteriza al diseño de FILIPA es ponerse en los zapatos de otras mujeres. “Queríamos pararnos desde una nueva perspectiva, usar la imaginación, empatizar y emocionarnos. Por eso, cada modelo de FILIPA está inspirado en los pasos dados por grandes mujeres que lograron que hoy todas caminemos en un mundo mejor y son gran inspiración para el mundo entero”.

“Honramos a estas mujeres nombrando a cada uno de nuestros diseños como ellas”.


Stefanía Marrero, Fundadora de FILIPA

“Las mujeres que inspiraron nuestra primera colección otoño invierno son las siguientes: Juana de Ibarbourou, Marie Curie, Frida Kahlo, Coco Chanel, Amelia Earhart, Simone de Beauvoir y Malala Yousafzai. Desde FILIPA queremos que estas mujeres inspiren a nuestro público como nos inspiraron a nosotras. En ellas está la fuerza para animarse a más, romper barreras y expresarse desde el lugar propio”.


Un año de cambios
Lejos de lo que uno podría pensar, Stefanía no se dedica exclusivamente al diseño de indumentaria, sino que es Contadora Pública egresada de la UdelaR y cuenta con una experiencia de varios años en el área financiera. Sin embargo, el diseño y la moda son pasiones que la acompañan desde siempre. “2020 fue un año diferente para todos debido a la situación sanitaria. En lo personal, me hizo replantearme algunos aspectos importantes de mi vida, como este sueño que tenía olvidado en un cajón; poder crear una marca propia con fuerte identidad y valores bien definidos. Siempre me apasionó la moda, me encantan los zapatos y la ropa, pero no podía arrancar con todo, así que decidí comenzar y dar mis primeros pasos con el calzado.


Nombre con personalidad
Stefanía cuenta que el nombre elegido para la marca está directamente vinculado a su público objetivo. “Se trata de un nombre femenino y con fuerte identidad. La clienta de FILIPA es una mujer actual, auténtica, innovadora y luchadora que le gusta verse y sentirse bien estando cómoda en su día a día ”.


Creciendo de a poco
FILIPA es un joven emprendimiento que aún se encuentra en una etapa inicial, ya que comenzó a fines de marzo de 2021. “Por ahora estamos presentes únicamente en plataformas digitales, pero deseamos seguir creciendo para que en el futuro podamos contar con un local en Montevideo”, expresa Stefanía. “Recientemente nos asociamos con una marca en Paysandú que cuenta con una tienda física multimarcas”.

Desafíos y oportunidades
Este reciente emprendimiento tiene importantes oportunidades para crecer, pero también debe enfrentar algunos desafíos. Por ejemplo, surge en un mercado con alta competencia, amplia oferta y una estructura de costos fijos elevada. Stefanía explica que si bien su interés es que la producción sea 100% uruguaya, eso tiene ventajas y desventajas. “Por un lado, Uruguay cuenta con excelentes talleres y mano de obra de gran calidad. Por otro lado, producir en nuestro país es muy caro, sumado a que muchas veces no contamos con gran variedad de materiales debido a que se agotan o no llegan las exportaciones a tiempo”.

En cuanto a la competencia, un factor clave parece ser diferenciarse de otras marcas para alcanzar cierto posicionamiento. “Es fundamental brindar un valor agregado y en ese sentido, el servicio es un aspecto esencial”.

“Estar cerca de nuestras clientas es fundamental para nosotras, manteniendo un contacto directo y cercano con ellas durante toda su experiencia con la marca”.


Un emprendimiento digital
Un aspecto positivo es que FILIPA nace en plena explosión del e-commerce y de hecho, nació pensada para desarrollarse en plataformas digitales. Actualmente, los canales de venta son Instagram (_filipa.uy) y un sitio web responsivo (filipa.uy). “En Instagram recientemente superamos los 2.400 seguidores y en la web contamos con una plataforma de e-commerce que facilita la navegación e impulsa la venta. Al no contar con una tienda física para poder probarse los zapatos, disponemos de un instructivo para ayudar a las clientas a medir su pie para identificar el talle que les corresponde en función de nuestra guía de talles en centímetros de cada modelo, a efectos de minimizar el error de elegir un talle que no sea el correcto. Asimismo, publicamos contenidos para que la clienta pueda apreciar los detalles, texturas y colores reales del zapato. Estas imágenes son sin filtro, con acercamientos y diferentes perspectivas, aspectos valorados por ellas al momento de estar decidiendo su compra”.


Al preguntarle a Stefanía cómo visualiza la marca a futuro, ella asegura que la visión de FILIPA es lograr un posicionamiento a nivel nacional, desarrollando nuevos diseños bajo estándares de calidad elevados, garantizando el sentido de pertenencia, la satisfacción y la preferencia de las clientas.

Stefanía te invita a que se inscriban al newsletter para recibir las últimas novedades y descuentos especiales.