La tecnología quita el sueño

4944
iPod Touch, foto de DeclanTM bajo licencia Creative Commons.

Un estudio confirmó que la utilización de aparatos con pantallas luminosas, antes de dormir, provoca insomnio. Aparatos como tablets, libros electrónicos, computadoras y demás, evitan que la hormona que regula los ciclos del sueño trabaje tranquila.

Es un hábito común entre los universitarios usar nuestro celular para chequear nuestra cuenta de Facebook o Twitter y hacerlo hasta el último momento del día. Incluso lo dejamos cerca de la cama, en la mesa de luz, para estar al tanto de los mensajes o notificaciones que puedan llegar en la noche, o simplemente para usarlo como alarma la mañana siguiente.

No obstante, nuestro celular podría ser el causante de nuestro cansancio. Eso dice el Rensselaer Plythenic Institute de Nueva York, donde un grupo de investigadores universitarios, liderados por la brasileña Mariana Figueiro, se encargaron de elaborar un informe que da cuenta del impacto que tienen los aparatos tecnológicos en el sueño de quienes los usan.

“El uso de cualquier aparato con pantalla luminosa antes de ir a dormir, provoca insomnio”. Esto es lo que concluyó el reciente estudio, que trataba de analizar si la exposición durante un relativamente largo período a pantallas de TV, computadoras, celulares y tabletas afectan nuestros niveles de creación de la hormona que regula nuestro sueño: la melatonina.

Las pantallas emiten una luz brillante, que es la causante de provocar insomnio o interrupción del sueño durante a noche. Concretamente, estar expuesto frente a la pantalla de cualquiera de estos aparatos, durante aproximadamente unas dos horas antes de acostarse, provoca una reducción de esta hormona en un 22%.

Lee también: vivir de noche y dormir de día

Para la realización del estudio, un grupo de personas fue expuesto a las pantallas que poseían la mayor luminosidad posible. Fueron divididos en tres grupos. En uno de los grupos, utilizaron lentes azules, que aumentaban el efecto; en el segundo, utilizaron unos de color naranja, que lo disminuía; y el tercer grupo no utilizó ningún tipo de lentes.

El estudio realizado por los universitarios concluyó que el tiempo y la distancia de la exposición alteraban el efecto de estas pantallas en el sueño, por lo cual recién a partir de la utilización durante aproximadamente dos horas, el efecto es notable.

Lee también: ¿Condenados al uso del celular?

Mariana Figueiro explicó que “los niveles de luz y duración de la exposición determinan el impacto de las tabletas en la supresión de melatonina”. Agregó que, gracias a este estudio, los fabricantes de pantallas podrían determinar cómo sus productos afectan a los sistemas que regulan los ciclos circadianos. «Un paso en la dirección correcta sería la regulación de la estimulación circadiana para incrementarse o disminuir según el momento del día – con configuraciones específicas de tipos de luz para promover menos estimulación durante la tarde, y prepararse así para una mejor noche de sueño […] y más estimulación en la mañana, para generar alerta».

La melatonina es una hormona producida solamente durante la noche, por la glándula pineal y esta gestación debe gestarse en la oscuridad, por lo cual, un par de horas antes de dormir, te aconsejamos apagar todas las pantallas que tengas a tu alrededor.

por Nicolás García

Foto: DeclanTM bajo licencia Creative Commons
Artículo publicado originalmente el 17/09/2012 en pro-universitarios.com