Megalabs: Pensar en grande

Federica Cura, Agustina Pereira y María Belén Garcé

Megalabs es una empresa farmacéutica multinacional con presencia en toda Latinoamérica. Es reconocida por la calidad de sus laboratorios y la incorporación de avances tecnológicos presentes en los principales mercados del sector a nivel mundial. Dada la escala de su producción y el grado de experiencia que genera en sus profesionales, es percibida por las nuevas generaciones como un excelente lugar para desarrollarse profesionalmente. Un muy buen ambiente de trabajo y una intención de superación constante caracterizan a esta compañía que ha transitado caminos inéditos en nuestro país y la región.

FEDERICA CURA

“El mundo en el que vivimos actualmente hace que no sea suficiente con saber sobre un tema. Se requiere que vayamos más allá, inventando y proponiendo nuevos caminos y enfoques diferentes”.

Federica Cura tiene 26 años, es Ingeniera Industrial egresada de la Universidad de Montevideo y llegó a Megalabs hace menos de un año, donde trabaja como Ingeniera de Procesos dentro de planta. Su tarea es colaborar en la mejora de los procesos que ya existen, haciendo un seguimiento de los mismos. Su función no se limita al trabajo en planta, sino que tiene interacción con todos los sectores de la compañía. Al momento de elegir la carrera de Ingeniería Industrial, Federica valoró que la misma le brindara muchas herramientas para enfrentar diversas situaciones del mundo laboral. «Al principio no estaba muy convencida acerca de hacia dónde ir, donde orientarme profesionalmente, pero de a poco fui formando el perfil que ahora tengo», asegura.

Fomentar la creatividad

“Me interesa tener un espacio donde pueda aportar mi creatividad y visión y creo que eso lo puedo hacer en Megalabs” comenta Federica. “La empresa brinda muchas capacitaciones a sus colaboradores. Esto les permite a los integrantes de la compañía irse formando de acuerdo a sus necesidades. En el mundo de ahora no basta con lo que uno sabe, sino que se requiere que vayamos más allá, inventando y proponiendo nuevos caminos y enfoques diferentes. La industria en la que estoy, Ingeniería de Procesos, busca exactamente eso: lograr mejoras, y eso es algo que disfruto mucho de mi trabajo. También es importante destacar que ésta es una industria donde los procesos están estrictamente regulados, pero sabiendo eso, Megalabs brinda a sus integrantes la posibilidad de proponer cosas nuevas para luego evaluarlas y ver si su aplicación es viable o no”. 

Aprender de los otros

Federica cree que Megalabs es una empresa que todo el tiempo está buscando mejorar y superarse, por lo que las personas que ingresan a trabajar allí logran un importante aprendizaje. “En lo personal, mejoré mucho mi capacidad de trabajar en equipo y entendí la importancia de aprender de los demás. La interacción con otros sectores te da eso, contacto con ideas, conceptos o experiencias de las que no tenías ni idea. Yo soy Ingeniera Industrial y cuando empecé no tenía ninguna noción de la industria farmacéutica. Dentro de la compañía, aprendí mucho en ese sentido y eso está bueno porque el trabajo termina ayudándote a desarrollar una capacidad que no tenías pensado adquirir”.

Excelente clima para trabajar

“Mi trabajo consiste en entender los distintos procesos de la planta en profundidad”, comenta Federica. “Los aportes de cada uno de los involucrados son muy valiosos para entender cada proceso y proponer mejoras. Y en ese sentido, destaco mucho el buen ambiente que existe en todos los niveles de la compañía. Que las personas tengan una buena disposición hace todo mucho más fácil”.

AGUSTINA PEREIRA

“En el tiempo que llevo trabajando en la compañía, he logrado ampliar mi desarrollo social y las relaciones laborales, fortaleciendo la comunicación con personas de distintas escalas”.

Agustina tiene 24 años, es Química Farmacéutica egresada de la Udelar e integra la compañía desde hace 1 año y 4 meses. Dentro de Megalabs se desempeña como Química en Transferencia Tecnológica, un área que se dedica al escalado industrial o dicho de otra manera, llevar los procesos de escala de laboratorio a escala industrial para fabricación en planta. “Generalmente, hacemos fabricaciones a pequeña escala en la planta piloto. También realizamos análisis de riesgo para determinar parámetros críticos y atributos de calidad del producto. En base a esa información se trabaja para hacer posible su fabricación a gran escala”.

Conocer un mundo nuevo

Para Agustina existió un cambio importante entre la formación académica y las posibilidades de desarrollo que podía haber en el mercado laboral para personas que habían egresado de su carrera. Este nuevo mundo la tomó un poco por sorpresa y fue tomando contacto con él a través del trabajo práctico y la experiencia. “Creo que en el tiempo que llevo trabajando en la compañía, he logrado ampliar mi desarrollo social y las relaciones laborales, fortaleciendo la comunicación con personas de distintas escalas. Si bien yo había trabajado antes, era una empresa más chica, con un equipo de 50 personas, y entrar a Megalabs fue un salto importante. Pero por suerte soy una persona bastante sociable y no me costó relacionarme con el resto del equipo. Al principio, cuando uno ingresa a una empresa con la escala que tiene esta organización pueden pasar dos cosas: que te dé un poco de miedo o que directamente, al tratarse de una empresa tan grande, no te des cuenta del impacto que tiene tu trabajo, de la responsabilidad que tenés todos los días. Creo que a muchos nos pasa lo segundo y poco a poco nos vamos acostumbrando”.

MARÍA BELÉN GARCÉ

“Megalabs es mi segunda casa. Si me enfrento con cualquier tipo de problema sé a quién tengo que acudir y que esa persona va a hacer lo posible para ayudarme.

María Belén Garcé tiene 24 años. Al igual que Agustina, estudió Química Farmacéutica en Udelar. Trabaja en Megalabs desde hace 2 años como Química Analista en el Laboratorio Físico-Químico. “Analizamos los medicamentos que se producen para que cumplan con diversos estándares de calidad. Yo particularmente, trabajo en la parte donde hacemos estudios de estabilidad, colocando los productos en distintas zonas climáticas que representan los países a los que la organización exporta sus medicamentos, para evaluar si persisten sus atributos bajo diversas condiciones. Para esto contamos con cámaras de estabilidad que simulan estas condiciones, con temperaturas de 25 y 30 grados y distinto porcentaje de humedad. También trabajamos con una cámara de estabilidad acelerada, cuya temperatura es 40 grados y si bien no representa ningún país específico, sirve para estimar cuál sería el comportamiento del producto a lo largo del tiempo. Básicamente, aceleramos el proceso para poder tener una idea en 6 meses de qué le va a pasar a ese producto a lo largo de su vida útil”.

Un complemento práctico para la carrera

María Belén valora mucho su formación, pero cree que la carrera podría tener un complemento que la acerque más a ciertas áreas específicas del trabajo. «La carrera de Químico Farmacéutico tiene mucho de la parte farmacológica como la parte industrial, pero creo que sería mejor tener opciones de especialización o trayectos para generar distintos perfiles profesionales, por ejemplo, dividiendo la carrera en una rama industrial y otra clínica. Lo que creo que sucede es que gran parte del desarrollo profesional del Químico Farmacéutico se da a través del trabajo, del ensayo y error y aprendiendo constantemente».  

Otra forma de trabajar

Antes de ingresar a Megalabs, María Belén realizó una pasantía en el LATU durante un año. Si bien trabajaba medio horario porque aún estaba estudiando, aprendió a asumir responsabilidades de carácter laboral. Cuando comenzó a trabajar en Megalabs notó un cambio importante. «Los ritmos y la forma de trabajar son muy distintos y debo admitir que me siento más cómoda con esta forma de trabajo que se caracteriza por ser eficiente y ordenada. Claro que al principio es desafiante porque se hace necesario adquirir una cantidad de conocimientos y conceptos rápidamente. Pero hoy, sinceramente, siento que Megalabs es mi segunda casa. Si me enfrento con cualquier tipo de problema sé a quién tengo que acudir y que esa persona va a hacer lo posible para ayudarme. Existe una buena comunicación».

+INFO: megalabs.global