Movistar, desde sus inicios, ha construido su propio camino adaptándose a diferentes realidades y cambios del mercado, y hoy no es la excepción, frente a uno de los desafíos más importantes de nuestro tiempo, el equipo se encuentra más unido que nunca y con los objetivos bien claros.  

Denisse Ponte, Jefa Comercial

“Nuestro compromiso es hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas y hoy cobra más sentido que nunca”.

“Más que un desafío tenemos una prioridad y se trata de garantizar las comunicaciones. Es prioridad que un hospital tenga disponibles sus comunicaciones, que una escuela mantenga la conexión con las familias y alumnos, que las empresas puedan tener aseguradas sus comunicaciones y puedan hacer uso del teletrabajo”.

Leer entrevista completa

De lo vivido hasta el momento, relacionado a la pandemia de COVID-19, ¿cuál es el mayor desafío que está teniendo que afrontar la organización y de qué forma lo están encarando?

Estamos viendo cómo toda la sociedad está siendo afectada en varios ámbitos, familiar laboral, sanitario y económico. Esta pandemia es un desafío para la sociedad en su conjunto y nuestra organización no está fuera de ello.

Más que un desafío tenemos una prioridad y se trata de garantizar las comunicaciones.

Es prioridad que un hospital tenga disponibles sus comunicaciones, que una escuela mantenga conexión con las familias y alumnos, que las empresas puedan tener aseguradas sus comunicaciones y puedan hacer uso del teletrabajo.

En lo personal es fundamental la conexión con mi familia y amigos en este momento.

Tenemos una gran responsabilidad como organización con nuestros clientes, con nuestros colaboradores y con toda la sociedad. En momentos de crisis la sociedad necesita aún más de las comunicaciones. Nuestro compromiso es hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas y hoy cobra más sentido que nunca.

¿Qué respuesta han tenido por parte del equipo?

Durante estos días todos los integrantes del equipo de Movistar lo han dejado todo. Si algo nos caracteriza son los valores, la cultura Movistar dentro y fuera de la organización. No fue fácil adaptarse a esta nueva modalidad de trabajo, pero hoy podemos decir que logramos tener a todo nuestro equipo trabajando desde su casa llevando a cabo nuestro compromiso.

Como líder de equipo es vital mantener contacto a diario importante, dando apoyo no solo profesionalmente sino a nivel personal. Siempre la contención es valiosa y en estos momentos es donde las relaciones de equipo se fortalecen.

¿Qué se puede aprender de esta situación?

Creo que más que una enseñanza nos deja una esperanza a todos. No todo está perdido, cuando dejamos de mirar solo por uno para empatizar y mirar por todos, el mundo funciona y funciona mejor.

En lo personal, el valor que aportamos a la sociedad desde nuestra organización y con nuestro trabajo me llena de orgullo.  

El pequeño gesto de cada uno de nosotros contribuye a que entre todos demos batalla.

Sin lugar a duda, lo vivido hoy nos dejará más unidos en el mañana.


Martín Managau, Coordinador de Medios Digitales

“El apoyo del equipo es total, trabajamos juntos, damos ideas, las discutimos, proponemos cambios y mejoras. Tenemos la confianza de nuestros jefes para trabajar con libertad y esto es fundamental en épocas de crisis”.

Leer entrevista completa

Desde el punto de vista laboral, ¿qué es lo que estás aprendiendo de esta situación que nos está tocando vivir?

Desde el sector Publicidad y siendo coordinador de la estrategia de comunicación digital de Movistar, siempre me tocó trabajar en un escenario muy dinámico. Las temáticas son las más diversas y los cambios son parte de nuestra rutina. Sin embargo, esta situación nos tomó a todos por sorpresa, forzándonos a salir de nuestra zona de confort. Trabajando desde casa la comunicación tiene que ser mucho más fluida y rápida que antes, mirar “fuera de la caja” para contribuir de la mejor manera, trabajar en equipo más que nunca.

¿De qué forma has sentido el apoyo del equipo de trabajo y de los líderes?

El apoyo del equipo es total, trabajamos juntos, damos ideas, las discutimos, proponemos cambios y mejoras. Tenemos la confianza de nuestros jefes para trabajar con libertad y esto es fundamental en épocas de crisis.

¿Qué mensaje tenés para el equipo y para el resto de la gente que leerá esta nota?

Una pandemia, ¿quién imagino vivir algo como esto? En el momento necesitamos pensar como uno, siendo extremadamente consientes de que lo que hacemos nos afecta a todos, cuidarnos para cuidar al otro, seguir todas las indicaciones que nos da el Ministerio de Salud Pública.

Pienso que lo más importante es transitar esta crisis mundial aprendiendo lo más que podamos para no volver a cometer los mismos errores.


Beatriz Méndez, Abogada / Relaciones Institucionales

“Esta situación me ha hecho valorar mucho más a cada uno de mis compañeros, y no me refiero solamente a los integrantes de mi equipo, sino también a todos los que se comprometieron desde el día uno a que todos pudiéramos trabajar en forma remota con las mayores garantías y comodidades posibles. Los valores quedaron demostrados en la cancha y el sentimiento por el equipo se acentuó mucho”.

Leer entrevista completa

Desde el punto de vista laboral, ¿qué es lo que estás aprendiendo de esta situación que nos está tocando vivir?

Considero que cualquier situación que nos toque vivir que nos cambie la forma de trabajar y de vivir nuestro día a día nos plantea un desafío, pero sobre todo una gran oportunidad para ver las cosas desde otro punto de vista y sin lugar a duda para aprender.

Debido a la aparición del COVID-19 nos hemos visto todos afectados y no solo desde el punto de vista sanitario, sino también laboral, social y personal. Esta pandemia mundial me ha hecho ver que nada es permanente y que las cosas más simples son las que pueden hacer una gran diferencia.

Por lo que me toca a nivel laboral, esta situación me ha hecho valorar mucho más a cada uno de mis compañeros, y no me refiero solamente a los integrantes de mi equipo, sino también a todos los que se comprometieron desde el día uno a que todos pudiéramos trabajar en forma remota con las mayores garantías y comodidades posibles. Los valores quedaron demostrados en la cancha y el sentimiento por el equipo se acentuó mucho.

También vi reflejado todos los valores que la empresa nos transmite a diario tanto interna como externamente. Es muy gratificante trabajar en una compañía donde el valor humano es lo primero, tanto desde el lado del cliente como el de los que formamos parte de la organización. Eso es lo que nos da valor y nos permite salir adelante en momentos tan difíciles como estos. Sin duda que, además, la situación que vivimos me ha hecho mucho más consciente que en momentos así es cuando tenemos que trabajar con mayor responsabilidad y compromiso.

Otro punto que destaco, y no menos importante para mí, es la comunicación y especialmente la comunicación clara y fluida. Por mi parte, es lo que me ha mantenido unida a mi equipo y me ha dado mucha seguridad a la hora de trabajar. En cuanto a la comunicación interna en la empresa respecto a qué es lo que está pasando en cada área, en qué está trabajando cada uno, los objetivos propuestos y los logrados, así como consejos para poder adaptarnos a esta nueva forma de trabajar remota ha sido clave para incorporar el teletrabajo a mi vida. Y en cuanto a la comunicación externa, he visto la dimensión que tiene a la hora de dar tranquilidad y de informar a los clientes los servicios que brindamos y las posibilidades que la empresa, a la cual eligen todos los días, pone al alcance de sus manos para facilitarles el diario vivir en estos momentos.  

Con esto lo que quiero remarcar es que más allá de valorar la empresa en la que trabajo y lo que ella nos permite hacer en cuanto a nuestra tarea y vida diaria, lo fundamental es el valor humano, la importancia que cada individuo tiene a la hora de superar una crisis, de alcanzar grandes objetivos y que solos no podríamos hacerlo.

El ser humano es y debe ser el centro de todos nuestros esfuerzos. La unidad hace la fuerza y para mantenernos unidos es fundamental estar comunicados.

¿De qué forma has sentido el apoyo del equipo de trabajo y de los líderes?

La comunicación fluida y constante ha sido algo fundamental ya que, si bien contamos con todas las herramientas de trabajo, la metodología cambia y eso sin dudas repercute en la dinámica diaria.

Por otra parte, desde el presidente hasta los gerentes, jefes y encargados de locales están al pendiente de las necesidades de cada uno. Lo podemos ver en las redes sociales internas como Workplace, Teams o vía mail donde todos se comunican las novedades que van surgiendo cada día. Asimismo, desde Recursos Humanos he recibido llamadas para saber cómo me encuentro y si necesito algo.

Por mi parte, en el Departamento de Relaciones Institucionales y Regulación, hemos estado en contacto continuo vía e-mail, chat y teléfono evacuando dudas, planificando tareas, resolviendo problemas que se plantean, así como también utilizamos estas vías para estar en contacto con las demás áreas de la empresa que requieren de nuestra ayuda. 

Asimismo, a nivel Global, desde la Sede Central en España y líderes de Latinoamérica se han publicado mensajes de apoyo y aliento para los empleados, así como también comunicaciones sobre las medidas que ha tomado Telefónica ante el COVID-19.

¿Qué mensaje tenés para el equipo y para el resto de la gente que leerá esta nota?

Mi mensaje que creo es válido tanto para mi equipo, Relaciones Institucionales, como para toda la organización es que continuemos en la misma línea de trabajo y de relacionamiento, anteponiendo a las personas y todo lo que la palabra implica porque eso es nuestro valor, es lo que nos identifica como equipo y es desde donde podemos hacer la diferencia en momentos de crisis como este.

Me parece importante mencionar que, si bien en momentos de adversidad el ánimo decae y las fuerzas se pueden ver debilitadas, no hay que perder de vista que el trabajo colaborativo, tanto a nivel laboral como personal es la herramienta que nos permite salir adelante fortalecidos. Si bien el talento y el trabajo de cada uno es fundamental, lo que nos nutre y nos fortalece es compartir la tarea y las experiencias en pro de un objetivo común.


Lucas Falkenstein, Ingeniero de Planificación de Redes

“Si bien la rutina de todos cambió de la noche a la mañana aquel viernes 13 de marzo, no tomó desprevenido a nuestro equipo. Dos o tres días antes, ya se percibía una preocupación por parte de los líderes para que todo estuviera preparado. Se le dio importancia con antelación. Este hecho, que me consta que no se repitió en todas las oficinas del país, me otorgó la confianza necesaria para afrontar la crisis desde el punto de vista laboral”. 

Leer entrevista completa

 

Desde el punto de vista laboral, ¿qué es lo que estás aprendiendo de esta situación que nos está tocando vivir?

Por un lado, aprendí que con las herramientas tecnológicas con las que contamos hoy en día la tarea que mi equipo y yo desarrollamos pudo continuar sin mayores contratiempos. Sin duda estábamos preparados y hemos logrado mantener el atendimiento de nuestras responsabilidades frente a esta difícil condición.

Por otro lado, la falta de contacto personal, reuniones presenciales, discusiones cara a cara empieza influir en la rutina de una forma que no esperaba. Debemos seguir desarrollando herramientas, mecanismos y formas de trabajo que nos permitan trabajando en equipo, tal como si estuviéramos en la oficina.

¿De qué forma has sentido el apoyo del equipo de trabajo y de los líderes?

Si bien la rutina de todos cambió de la noche a la mañana aquel viernes 13 de marzo, no tomó desprevenido a nuestro equipo. Dos o tres días antes, ya se percibía una preocupación por parte de los líderes para que todo estuviera preparado. Se le dio importancia con antelación. Este hecho, que me consta que no se repitió en todas las oficinas del país, me otorgó la confianza necesaria para afrontar la crisis desde el punto de vista laboral. 

Con mis compañeros, nos apoyamos mutuamente mediante llamadas y utilizando el grupo de chat, consultándonos y manteniendo conversaciones tanto laborales como personales para mantener el ánimo.

Como comentaba en la primera pregunta, el trabajo continuó prácticamente sin frenar, y los avances y logros que hemos obtenido estas semanas fueron muy bien recibidos, agradecidos mediante correos y llamadas telefónicas por parte de los líderes, aún más que en condiciones normales.

¿Qué mensaje tenés para el equipo y para el resto de la gente que leerá esta nota?

Agradezco formar parte de una empresa que brinda tranquilidad incluso en este momento inédito. Como ingeniero de la red, que está al tanto de la salud de esta, quiero transmitir tranquilidad de que el servicio va a mantener la confiabilidad y calidad habitual.


Marianela Rocha, Instructora

Espero que este cimbronazo nos sirva para valorar lo que tenemos, pero no sólo como una frase hecha. Hoy nos toca a la distancia, y hasta resulta contradictorio, cuidar a otros, a la distancia apreciar el valor de un abrazo, de un saludo cordial, de un apretón de manos, es decir, estar más unidos que nunca. ¡Es el momento que demostremos de qué estamos hechos, el momento de recuperar el reconocimiento del otro!

Leer entrevista completa

Desde el punto de vista laboral, ¿qué es lo que estás aprendiendo de esta situación que nos está tocando vivir?

Estoy aprendiendo y comprobando que cuando hay objetivos comunes, voluntad y empatía se sale adelante. La situación que estamos viviendo también ha puesto a prueba la tolerancia y sensibilidad por el trabajo del otro y con el otro. Y sin dudas, lo que ha quedado en evidencia es el compromiso y responsabilidad que tenemos cada uno de los que hacemos parte de Telefónica.

¿De qué forma has sentido el apoyo del equipo de trabajo y de los líderes?

El apoyo ha sido primordial, continúo y desde el primer momento. Se tomaron acciones tempranas, ágiles y concretas, pero sobre todo, acciones orientadas a cuidarnos, a protegernos y contemplar nuestras realidades como empleados sí, pero principalmente como personas.

¿Qué mensaje tenés para el equipo y para el resto de la gente que leerá esta nota?

Espero que este cimbronazo nos sirva para valorar lo que tenemos, pero no sólo como una frase hecha. Hoy nos toca a la distancia, y hasta resulta contradictorio, cuidar a otros, a la distancia apreciar el valor de un abrazo, de un saludo cordial, de un apretón de manos, es decir, estar más unidos que nunca. ¡Es el momento que demostremos de qué estamos hechos, el momento de recuperar el reconocimiento del otro!


Juan Andrés Rodríguez, Jefe de Desarrollo de Productos e Innovación

“Creo que en estas breves semanas podemos concluir que: estábamos preparados a nivel tecnológico y organizativo para pasar a un modelo operativo completamente online y sin verse afectada la continuidad de trabajo, logramos en un contexto de crisis generar mayores beneficios de valor para los clientes por encima de la capacidad normal de trabajo y todo esto lo hicimos posible con una actitud positiva, que nos hará salir más fortalecidos como equipo y que seguramente el tiempo nos haga valorar más el esfuerzo de lo realizado y la estrategia definida por la empresa”.

Leer entrevista completa

De lo vivido hasta el momento, relacionado a la pandemia de COVID-19, ¿cuál es el mayor desafío que está teniendo que afrontar la organización y de qué forma lo están encarando?

A nivel de la organización creo que podemos dividirlo como en tres etapas desafiantes. La primera fue definir una línea de acción para priorizar la salud de los empleados y clientes desde que se informó del primer caso de COVID-19 en Uruguay el 13 de marzo. Pasamos a operar en modalidad de teletrabajo con los desafíos que eso conlleva al realizarse de forma tan repentina. Afortunadamente, nos encontrábamos preparados a nivel de la organización con herramientas colaborativas y soporte a las áreas, con lo cual, la transición se realizó de forma muy rápida y organizada. También se adoptaron medidas en los locales de atención con el objetivo de cuidar la salud de nuestros clientes y minimizar la exposición, priorizando los canales de atención online.

La segunda etapa fue plantearnos cómo podíamos ayudar a nuestros clientes y estar más cerca de ellos generando una serie de beneficios que aportarán valor en el contexto que se estaba viviendo en la sociedad. Nos enfocamos por un lado en la comunicación, donde mejoramos la cantidad de gigas de datos y roaming gratis para los clientes que se encontraban en el exterior, el entretenimiento, con la apertura gratuita desde sus hogares de canales de TV y series on demand y en plataformas de aprendizaje, poniendo a disposición cursos de educación a distancia.

Como último desafío, Movistar Uruguay, al igual que todas las empresas, nos toca trabajar en las acciones que requieren un contexto de país que se proyecta diferente, con la calidad de servicio y valor diferencial que nos caracteriza y demandan nuestros clientes.

¿Qué respuesta han tenido por parte del equipo?

El equipo respondió desde el primer momento con gran actitud y profesionalismo para afrontar el cambio y la nueva modalidad de trabajo, la cual nos saca de la rutina y nuestra zona de confort. Buscamos inmediatamente vías alternativas para estar conectados tanto a nivel de nuestro grupo, como con otras áreas de la empresa.

La motivación es importante, pero la predisposición del equipo para recibir el mensaje y buscar una solución conjunta, hace mucho más simple lograr los objetivos propuestos. El equipo también lo hacen los proveedores que son un factor claves para que esto funcione y allí también logramos una operativa óptima en esta nueva modalidad 100% virtual.

En estos momentos, queda en demostrado las capacidades técnicas y profesionales, sumado a una actitud positiva de todo el equipo para adaptarse rápido y superar la situación.

¿Qué se puede aprender de esta situación?

Muchas cosas, como la flexibilidad y poder de adaptación en un contexto desconocido para todos. Esto implica redoblar los esfuerzos y sacar lo mejor de cada uno para no perder los niveles de operación y eficiencia que se tenían.

Creo que en estas breves semanas podemos concluir que: estábamos preparados a nivel tecnológico y organizativo para pasar a un modelo operativo completamente online y sin verse afectada la continuidad de trabajo, logramos en un contexto de crisis generar mayores beneficios de valor para los clientes por encima de la capacidad normal de trabajo y todo esto lo hicimos posible con una actitud positiva, que nos hará salir más fortalecidos como equipo y que seguramente el tiempo nos haga valorar más el esfuerzo de lo realizado y la estrategia definida por la empresa.