Movistar: Una carrera llena de desafíos

Movistar es la operadora del grupo Telefónica en Uruguay y brinda servicios a más de 1.700.000 clientes en el mercado local. Telefónica es actualmente una de las mayores compañías de telecomunicaciones del mundo. En Uruguay, Movistar está integrada por más de 600 empleados directos, de los cuales el 70% tiene estudios universitarios y el 52% son Millennials. Esto dice mucho acerca de las oportunidades que la organización ofrece a jóvenes que están dando sus primeros pasos en el mundo laboral.

Oficinas de Movistar – Montevideo

Una de las características que define a Movistar es la cercanía. Es un atributo que caracteriza el servicio que la organización ofrece a sus usuarios, pero también algo que está presente en la cultura de la empresa. Se trata de una compañía que ha estado presente en la vida de varias generaciones, acompañando su crecimiento, sus logros y sus emociones. Por eso, pese a ser una empresa líder en el rubro de la telefonía móvil con un fuerte componente tecnológico, Movistar pretende humanizar la tecnología, volverla accesible, que vista como un medio al servicio de todo aquello que las personas quieran lograr.

Bernardo Cabrera
Departamento de Tecnología

La historia de Bernardo Cabrera tiene mucho que ver con lo anterior y trata acerca de la vinculación de una persona con temas tecnológicos no por la tecnología en si misma, sino por su potencial de cambiar la vida de las personas. Bernardo tiene 35 años, estudió Ingeniería Eléctrica (Perfil Telecomunicaciones) en la Facultad de Ingeniería de la Udelar. Ingresó a Movistar hace más de 9 años y actualmente integra el Departamento de Tecnología de la organización. La elección de su carrera estuvo marcada por un temprano interés por los desafíos innovadores que podía plantear el mundo de las telecomunicaciones. “En aquel momento, se accedía a Internet por módem discado y había mucho menos de un celular por familia. Mi madre fue la primera en casa que tuvo uno y luego mi padre por trabajo. Tampoco fue hace tanto. Ya se había superado el año 2000 y la crisis de las punto com. Así fueron las telecomunicaciones captando mi atención e influyendo en algunas de mis decisiones clave”.

Trabajar en tecnología mobile

Dentro del Departamento de Tecnología, Bernardo trabaja en el equipo de Ingeniería de Red de Acceso.

“La parte más visible de la red de acceso son las antenas desplegadas por todo el país. Hoy en día en Movistar operamos varias tecnologías y, junto con los demás miembros del equipo, tenemos a cargo que las antenas operen de manera óptima para que, junto con los móviles de los clientes e Internet, las comunicaciones sean exitosas”. 

“La variedad de tareas – y colaboradores – para que esto ocurra es enorme: poder interpretar lo que dice un móvil acerca de su percepción de la red en ciertos aspectos particulares (nivel de señal, calidad, etc.), graficarlo en el tiempo y verlo en una computadora, pasando por cosas más complejas como la velocidad y el ancho de banda que experimentan cada una de las redes a cada momento a lo largo y ancho del país”.

Pasado, presente y futuro

Bernardo asegura tener objetivos personales puntuales que cree poder alcanzar trabajando en Movistar y hace un balance entre sus prioridades de hace algunos años y las del presente. “En otro momento, mis objetivos iban por el lado de la familia, los amigos y el deporte. Jugué waterpolo, y haber sido seleccionado para representar a Uruguay y competir a nivel sudamericano e intercontinental fueron muy lindas experiencias. Hoy soy esposo y padre reciente. Y mañana quién sabe. Me gustaría verme liderando desafíos interesantes y relevantes para mucha gente, ayudando a la tecnología a ser más útil para todas las personas. Lo que estaba presente en mí desde antes de comenzar a estudiar Ingeniería y siento aún hoy es la motivación por el desafío de resolver problemas interesantes. Eso me lo da mayormente el trabajo. Creo que en ese sentido es clave encontrar puntos en común entre la vida laboral y personal para que exista un balance”.

“Hoy en día, hay sinergias que antes no existían. La tecnología es bastante dinámica y ser parte de un equipo que logra cosas relevantes con buena actitud motiva a cualquiera. Las personas que están detrás de cada objetivo común son la clave”.

Aprendizaje para toda la vida

Al referirse a la curva de aprendizaje que vivió dentro de la empresa, Bernardo dice que en Ingeniería el que quiere aprender debe dedicarle mucho tiempo al estudio, algo que Movistar considera esencial para la formación de sus colaboradores y brinda espacios para ello. Pero también se refiere al aprendizaje práctico, el que se adquiere enfrentando diversas situaciones día a día.

“Cuando empecé a trabajar, muchas de las capacidades, herramientas y estándares que manejamos actualmente no eran accesibles. Por poner un ejemplo, la mayoría de la experiencia que tengo en cuanto a ciencia de datos, que hoy está muy de moda, la adquirí trabajando en Movistar. En el futuro saber manejar datos digitales puede llegar a ser prácticamente un requisito excluyente y común a muchos rubros y carreras”.