Pánico a los exámenes

Foto de thomaseagle bajo licencia Creative Commons

Una hoja en blanco y preguntas por responder. Si solo pensar en esta situación ya te acelera el ritmo cardíaco, estas son algunas cosas que tenés que saber acerca del pánico a los exámenes

Una cantidad alarmantemente alta de estudiantes universitarios en América Latina y el mundo manifiestan síntomas inmediatamente previos al momento de rendir un examen que se deben al inmenso pánico generado por la prueba en sí.

Entre 15 y 25% de los universitarios en Brasil tienen problemas relacionados con la ansiedad. En Argentina y Chile las consultas por el miedo a presentarse crece un 10% durante época de exámenes y a nivel mundial un 13.3% de las personas tuvieron un ataque de ansiedad en algún momento de sus vidas.

La presión de demostrar en un tiempo limitado lo estudiado durante meses, el nerviosismo general del momento o el miedo al fracaso son algunos factores que ocasionan esta fobia. Si bien la respuesta es distinta en cada caso, hay una triste realidad que es común a universitarios de todas partes del mundo: muchos de los estudiantes con pánico a los exámenes terminan no presentándose pese a haber dedicado semanas o meses a la preparación de la prueba.

 

Síntomas del terror

Según explicó a Télam la psicóloga argentina Cecilia Fidanza, integrante dela Asociación Argentina de Transtornos de la Ansiedad (AATA) los síntomas de este trastorno incluyen: taquicardia, sensación de ahogo, repentinos sudores, temblores y cólicos intestinales y toman lugar mayormente frente a las instancias de examen oral. Fidanza manifestó que el universitario muchas veces es víctima de una sensación de inseguridad extrema en la que se cree incapaz de manejar la situación, llegando a experimentar grados muy fuertes de vulnerabilidad. Al parecer, muchos de los estudiantes que atraviesan este tipo de síntomas, suelen ser muy perfeccionistas y exigentes consigo mismos, por lo cual llegan a no presentarse pese a haber estudiado mucho.

Adaptación del liceo a la facultad

La adaptación de la secundaria a la universidad parece ser uno de los mayores problemas que ocasionan esta clase de trastorno. Según cifras dela Fundación de Investigación en Ciencias Cognitivas Aplicadas de Argentina (ICCAP), un 75% de los estudiantes universitarios tuvieron un desempeño excelente en el liceo pero encuentran difícil la adaptación a la facultad. Según un experto dela Fundación, las carreras (en Argentina) donde más se ven episodios de pánico hacia los exámenes son Medicina y Ciencias dela Comunicación.

Un problema dentro de otro problema

El pánico a los exámenes tiene nombre: trastorno de ansiedad social de desempeño. Este trastorno suele derivar de las fobias sociales y es un subtipo de la ansiedad social, que puede manifestarse con síntomas variados: desde miedo a hablar en clase, estudiar en grupo o pedirle un boleto al guarda en un ómnibus. A nivel mundial el 13.3% de las personas sufrieron un ataque de ansiedad en algún momento de sus vidas.

El panorama actual en América Latina

En Argentina y Chile las consultas por este tipo de trastorno crecen un 10% durante época de exámenes. Un estudio de San Pablo, Brasil, destacó que entre el 15 y el 25% de los universitarios manifiestan problemas relacionados con el trastorno de ansiedad ante la situación de un examen. Generalmente, hay un predominio de esta realidad en ambientes académicos extremadamente orientados a la competitividad.

“With a little help from my shrink”

Diferentes escuelas de psiquiatría y psicología proponen diferentes técnicas y enfoques ante este problema. Una clínica de psicología clínico-conductual en Uruguay propone un tratamiento individual o en talleres, durante el cual los síntomas son detectados por la persona hasta descubrir su surgimiento y qué factores los mantienen. El tratamiento psiquiátrico más común en casi todos los países del mundo occidental es recurrir a los ansiolíticos, al menos durante una primera etapa.

De todas maneras, conviene tener cuidado. En una entrevista del año pasado con el diario Clarín, Enzo Cascardo, presidente de la Asociación Argentina de Trastorno de Ansiedad, planteó que muchas veces este tipo de problema puede disfrazar otro tipo de trastorno, por lo cual es importante hacer un buen diagnóstico antes de medicarse o proceder a cualquier tipo de tratamiento.

por Andrés Lasarte

Artículo publicado originalmente el 9 de julio de 2012 en pro-universitarios.com