Repremar Logistics

Repremar Logistics es un conglomerado de empresas dedicadas al transporte de cargas internacionales. El grupo maneja varias unidades de negocio diferenciadas entre sí, cuyos clientes provienen del sector importador y exportador del Uruguay, y cuenta con oficinas en Paraguay y Chile. El espectro de trabajo de Repremar no se centraliza únicamente en lo nacional, sino también en cargas en tránsito a otros países u ofrecer servicios de puerto libre o zona franca. Su equipo humano está integrado por 120 personas aproximadamente, entre las oficinas de Ciudad Vieja y Zonamérica, y cuenta con una importante presencia de estudiantes y egresados de carreras o tecnicaturas de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior.

Alvaro Machado (Gerente de Ventas Regionales en Repremar Logistics) trabaja en la organización hace 20 años y asegura que la misma siempre ha tenido una fuerte preferencia por contratar personas jóvenes. “Buscamos profesionales que tengan una impronta de self-motivation. Quizás hace 20 años bastaba con tener un fuerte acervo académico, pero hoy en día, se necesita una motivación extra en los estudiantes y jóvenes profesionales, que les permita trabajar dentro de un contexto organizacional”.

Una actitud inmediatista Álvaro opina que en el marco de un momento marcado por la inmediatez, es necesario desarrollar estrategias para darles un desarrollo integral y a largo plazo a las personas que ingresan a la empresa. “Repremar ofrece a los jóvenes un ambiente laboral bueno y herramientas para que puedan desarrollarse. Por supuesto que todo se da a su debido tiempo. Ésta es una empresa familiar y los vínculos entre distintos profesionales son francos, fraternos e inmediatos. Los jóvenes tienen hoy una actitud inmediatista, distinta a la de hace 10 años, que los lleva a pasar por muchas empresas en poco tiempo. Por eso, el grupo les ofrece opciones claras de crecimiento, como el caso de personas que actualmente están trabajando en otros países y empezaron en esta oficina”.

Aprender en la práctica

El rubro de comercio exterior y logística, tiene un aprendizaje que está fuertemente vinculado al hacer, al trabajo de todos los días. Eso hace que se requiera cierto tiempo para asimilar conceptos.

“Las opciones de formación que existen en este rubro están vinculadas a la teoría del comercio exterior o marketing aplicado al negocio internacional, pero no te enseñan la parte práctica de la venta de un flete aéreo o marítimo, donde entran en juego un número de condiciones exógenas que se adquieren con la práctica.”

“En este negocio uno termina siendo parte de una cadena de valor dentro de lo que comercializa el cliente, y es necesario darle el grado de profesionalismo que requiere. Cuando un cliente trae una mercadería del exterior, uno no está transportando únicamente productos, sino también anhelos y expectativas de venta de ese cliente. Y la capacidad para entender eso, no se adquiere en poco tiempo”.

Competencias buscadas

“El compromiso con la empresa y la motivación son aspectos fundamentales y altamente valorados dentro de la empresa al momento de contratar personal”, asegura Álvaro. “Por supuesto que nos encargamos de brindar las herramientas para alimentar esa motivación, no sólo desde el punto de vista de infraestructura y salarial, sino a nivel de desarrollo profesional. Cuando nos reunimos con la Responsable de Recursos Humanos a evaluar candidatos, siempre buscamos que tengan ese espíritu de iniciativa, ese componente adicional que se traduce en buenos resultados”.

Facilidades para estudiar

En lo que tiene que ver con balance entre trabajo y vida académica, Repremar manifiesta un espíritu colaborativo con los integrantes de la empresa que aún están estudiando, respetando lo que establecen al respecto las leyes laborales. “La empresa otorga los días correspondientes, previos a exámenes, y hacemos énfasis en esto porque para la empresa, la capacitación integral del estudiante tiene especial relevancia, y se complementa con la capacitación propia que ofrece Repremar en temas específicos. Cuando se descubre que hay posibilidades de que nuestros profesionales accedan a talleres motivacionales o cursos que tienen que ver con el trabajo diario, se aprovecha la oportunidad”.

“En el momento que invertimos en la formación de una persona sabemos que estamos construyendo valor, y si esa persona decide quedarse dentro de la organización, el resultado es doblemente beneficioso”.

Un camino de desarrollo personal

Nicolás Llambí tiene 21 años, estudia Administración de Empresas y trabaja como Asistente Comercial Regional en Repremar, asistiendo a Álvaro en diferentes tareas. “Mi ingreso a la organización se dio cuando conocí a Álvaro en un curso de Agente de Cargas en la Escuela de Negocios Internacionales de la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay. Él me comentó que había un cargo disponible, investigué acerca de la empresa y me interesó”.

“Repremar es una empresa que tiene una gama de negocios muy amplia y esto posibilita el desarrollo de sus integrantes. Uno puede ir avanzando de acuerdo a sus propios objetivos”.

Aptitudes adquiridas

Álvaro asegura que cuando Nicolás entró en Repremar Logistics su potencial se desarrolló ampliamente, incluso superando las altas expectativas que tenía al contratarlo. “Al principio estaba un poco aislado de lo que tiene que ver con operaciones, pero hice un cambio importante, que me llevó a ir asimilando aspectos técnicos en el día a día” dice Nicolás. “Mi carrera en realidad es Administración de Empresas, pero fui adquiriendo conocimientos de Comercio Exterior, que me enriquecieron, fortalecieron y complementaron”.

Libertad para crecer

Nicolás destaca que en Repremar encontró una libertad importante para proponer ideas innovadoras o nuevas metodologías. “Pueden decirme que sí o que no, pero seguro me escuchan. El trato con Álvaro es muy ameno y si algo no me convence del todo, siento que tengo la libertad para decírselo, al igual que él a mí”.

Para Nicolás, esa misma libertad es la que ayuda a los profesionales de Repremar a crecer dentro de la organización. “Existe la posibilidad de hacer intercambios en Chile, donde hay muy buenas universidades. Pero el crecimiento real se adquiere estando cerca de profesionales que tienen una amplia experiencia en el rubro; no sólo en comercio exterior sino en comercio en general. Eso a mí me ayudó a sentirme mucho más cómodo y respaldado”.

¿Querés trabajar en Grupo Repremar?

Enviá tu CV a: rrhh@repremar.com