Rootstrap: Aprendizaje continuo y colaborativo

Rootstrap es una empresa de desarrollo de aplicaciones web y móviles conformada por un equipo de más de 100 personas. Sus oficinas se encuentran en Montevideo y Los Ángeles. La empresa propone un ambiente de aprendizaje continuo y colaborativo; de liderazgo horizontal con posibilidades de crecimiento y desarrollo, ya que se encuentra en plena etapa de expansión y crecimiento.

Rosina Nabazas, Guillermo Larrosa, Agustina Chaer y Alexis Zucco.
Alexis Zucco, Engineering Lead

“Nos enfocamos en lograr un ambiente que fomente el desarrollo personal y profesional, generando un espacio distendido y autogestionable”.

Trabajo en equipo

La empresa está en constante búsqueda de herramientas con el objetivo de capacitar y hacer crecer a sus colaboradores. Y en este sentido es que “durante el proceso de selección se buscan personas que sean capaces de autogestionarse, que puedan lograr una comunicación fluida y sostenible con eventuales clientes, que tengan el conocimiento técnico para desarrollar sus tareas diarias y sobre todo que compartan el espíritu de mejora continua que tenemos dentro de Rootstrap”, agrega Alexis, quien trabaja en la empresa hace tres años.

De esta manera, la capacidad de trabajo en equipo y la proactividad, son características muy valoradas a la hora de sumar personal a su equipo de trabajo. “Un perfil ideal son aquellas personas con ganas de redefinirse constantemente, orientadas no solo a los detalles técnicos, sino también aportando su impronta al producto final; aspecto que nuestros clientes valoran mucho”, explica Alexis.

Más que un trabajo, una escuela

Aprender y adquirir nuevas habilidades es una de las características de la compañía que permite a sus colaboradores concentrarse en dar lo mejor de sí mismos.

Agustina Chaer, Sr. Frontend Developer

“Rootstrap no ha sido simplemente un trabajo, también ha sido una escuela. Gran parte de mi conocimiento actual de programación lo he adquirido aquí. Desde los programas de inducción en los cuales podés aprender nuevas tecnologías, al día a día cuando te enfrentas a desafíos en los distintos proyectos y vas adquiriendo conocimiento”.

Agustina hace dos años y medio que trabaja en la organización y recuerda que cuando entró tuvo un buen recibimiento. “Me dieron el tiempo y los recursos para formarme en las tecnologías que se utilizan en la empresa antes de entrar en un proyecto con clientes”. En cuanto a estos proyectos y la dinámica que se lleva a cabo en la empresa, Agustina explica: “Me ha tocado hacer desde una aplicación de sonidos binaurales que ayudan a la relajación, a una aplicación que ayuda a los negocios a retener clientes. Los equipos cambian de proyecto a proyecto y te da la oportunidad de interactuar con más compañeros de trabajo. Otro aspecto que me gusta mucho es el contacto directo que tengo en mi rol como developer con los clientes”. 

Por su parte, Guillermo Larrosa, también destaca las habilidades interpersonales que ha adquirido tanto para comunicarse con los clientes como para recibir a los nuevos integrantes del equipo. “Uno de los desafíos que tuve al empezar a trabajar en Rootstrap fue que siempre había trabajado en empresas de producto y aquí podés tener un relacionamiento más directo con quienes definen los requerimientos del proyecto. Además, he mejorado mis habilidades de coaching, ya que hago asiduamente trainings para los compañeros nuevos que se suman a la empresa”. Guillermo pertenece a la compañía hace cuatro meses, se desempeña como Scrum Máster, y destaca el ambiente cómodo, pero con mucha flexibilidad.

Guillermo Larrosa, Scrum Máster

“Todo el equipo de Management esta siempre dispuesto a dar apoyo para mejorar y generando un ambiente seguro y con confianza en el cual se puede hacer críticas constructivas”.

Múltiples perfiles

Para Alexis es importante que la empresa cuente con perfiles especializados en distintas áreas y que cada uno de ellos esté motivado y apoyado para crecer dentro de la organización. “Contando con distintos perfiles, unos más enfocados, por ejemplo, a Front End, otros a Backend, otros a Devops, etc; se logra un abanico de talentos y servicios considerables. Rootstrap trabaja a diario en formar un plan de carreras para cada empleado, permitiendo que este explote su talento y se desarrolle en las áreas o temáticas que más le interesen dentro de la empresa. Como resultado se tiene un profesional enfocado y motivado, lo cual extrapolándolo a más de 100 empleados con los que contamos hoy en día, nos permite ofrecer un servicio fuerte y diferencial”.

Tareas creativas

La empresa también cuenta con un lugar para tareas más vinculadas con la creatividad y el arte. “Este tipo de proyectos son los que arrancamos desde cero, ya que el cliente llega a nosotros solo con una idea que luego tenemos que desarrollar. El trabajo creativo va desde idear el producto, hacer sketches, luego diseños de alta fidelidad, branding, etc. Las tareas de este proceso que tienen un costado más estético se dan al momento de proponer al cliente alternativas visuales para el producto”, explica Rosina Nabazas, quien trabaja como Diseñadora hace cinco años.

Es sumamente importante la interacción entre los profesionales del diseño y el área de tecnología para lograr un producto de excelencia.

Rosina Nabazas, Diseñadora

“Es fundamental para las empresas sumar la experiencia de los diseñadores en el desarrollo del software para asegurar que el producto cumpla con las necesidades del usuario, desde el punto de vista visual y por supuesto del funcionamiento en sí”.

Beneficios para sus empleados

Rootstrap es una empresa donde el principal objetivo es cuidar el equipo. Para eso se ofrece un horario flexible y la posibilidad de trabajar de forma remota una vez por semana. “Con los colaboradores más recientes y los más antiguos, hemos logrado una sinergia que fomenta el trabajo en equipo, el compañerismo y el aprendizaje continuo. En la oficina se genera un ambiente que permite tanto a perfiles juniors como seniors compartir experiencias y cultivar sus conocimientos diariamente”, cuenta Alexis.

En esta línea es que la empresa ofrece una rutina de gimnasia laboral y un menú semanal nutritivo. Además, se tiene en cuenta la vida social con afters orientados a profundizar los vínculos grupales, mesas de ping-pong y un futbolito para distenderse. Y la cercanía entre los colaboradores y los líderes se promueve con instancias de feedback dos veces al año, que tienen el objetivo de evaluar el trabajo e intercambiar opiniones.

Desafíos

Rootstrap trabaja para el mercado estadounidense y uno de los principales retos para los jóvenes es intentar vencer la barrera idiomática y cultural. “Como profesionales es importante mantener un diálogo constante con los clientes, no solo para entender sus necesidades explícitas sino también para entender qué es lo que necesitan y aún no se han dado cuenta. Si bien es cierto que nuestro principal mercado es Estados Unidos este rubro permite trabajar con personas de todas partes del mundo, viviendo en distintas culturas e incluso en distintas zonas horarias, lo cual genera un intercambio cultural constante”, concluye Alexis.

Si querés ser parte del equipo de Rootstrap envia tu CV a hr@rootstrap.com