RSM Unity

RSM Unity es una firma que ofrece servicios de contabilidad, auditoría e impuestos a clientes de los sectores público y privado del mercado local e internacional. Está integrada por aproximadamente 130 personas en Uruguay y forma parte de la red global RSM, que cuenta con más de 31.000 profesionales en más de 100 países. Su enfoque hacia calidad se extiende no sólo a sus servicios sino al ambiente humano dentro de la compañía, priorizando el buen relacionamiento interpersonal y la horizontalidad entre socios y profesionales jóvenes.

Ramiro Cabrera es contador y trabaja en la empresa desde hace 6 años. Actualmente se desempeña como supervisor de un equipo, pero afirma que para llegar a ocupar esta posición, tuvo que hacer un camino de desarrollo profesional que le permitiera adquirir los conocimientos y la práctica necesaria. “Ingresé a la empresa como estudiante, y eso es fundamental al momento de aprender. Combinar el trabajo con el estudio me permitió asimilar los conceptos teóricos de la universidad y complementarlos con la experiencia del trabajo. RSM Unity tiene evaluaciones de desempeño cada 6 meses, en las cuales me fue bien. Se dio la situación de que el estudio empezó a crecer, la realidad pasó a ser otra, se abrieron nuevos equipos de trabajo y me dieron la posibilidad de ascender. Ingresé como asistente y mi supervisor poco a poco, fue dándome más responsabilidades hasta que pude hacerme cargo del manejo de la contabilidad de ciertas empresas. Ahora, en el rol de supervisor, veo que puedo delegar ciertas tareas y mi rol se basa más en lo estratégico que en el día a día de la contabilidad”.

Ver distintas realidades

El equipo en el que trabaja Ramiro se encarga de proveer servicios de contabilidad a empresas de diferente naturaleza. Esto constituye uno de los aspectos formativos más interesantes de la organización. Para un profesional joven o recién recibido, poder estar cerca de distintas realidades de negocio, le permite construir un perfil profesional versátil. “Manejamos clientes en rubros muy diversos, como el químico, forestal, informático y clientes del exterior que tienen sociedades en Uruguay. Esto fue muy positivo para mi formación profesional porque me brindó un panorama más amplio que si trabajara en una sola empresa, donde sólo trataría los asuntos contables relativos al área de negocio de esa empresa.

“En la variedad de casos, se aprende mucho. Uno ve cómo ciertos aspectos fiscales varían de acuerdo al sector en el que cada compañía se desempeña”.

Aportes constructivos

Las evaluaciones semestrales fueron esenciales en el proceso de aprendizaje y crecimiento que Ramiro hizo dentro de RSM Unity. “Estas instancias me permitieron hablar con franqueza acerca de mi trabajo junto al supervisor, y le dieron a él una oportunidad para hacer aportes constructivos acerca de mi desempeño. A través de las evaluaciones, el profesional puede medir periódicamente su rendimiento, saber si viene mejorando de forma progresiva y así, plantearse de mejor manera su camino y su futuro dentro de la empresa”.

Por qué RSM Unity

Ramiro estaba trabajando en una consultora de menor tamaño, y llegado un momento, sintió que había llegado a un tope en el que no podía aprender mucho más, a menos que hiciera un cambio. Fue así que decidió postularse para trabajar en RSM Unity. En el momento que Ramiro ingresó, la empresa estaba formada por 30 profesionales y hoy, son 130. Actualmente, esta compañía se encuentra en pleno crecimiento, con un aumento del volumen de trabajo en los últimos años y una necesidad por contratar nuevos profesionales. Las búsquedas de RRHH de RSM Unity se centran en estudiantes o egresados de Contador Público con ganas de desarrollarse profesionalmente. “Para poder crecer dentro de la firma, se necesitan distintas cualidades, como la responsabilidad, la dedicación al trabajo y el compromiso. Por fuera de las evaluaciones, se ve cómo trabaja cada integrante de la empresa en el día a día”.

“La carrera la hace cada profesional y hay lugar para crecer, dependiendo del tope que se establezca para sí mismo”.

“Algo que pasa con RSM Unity es que las personas que trabajaron en el estudio, rotan a otras empresas y terminan volviendo porque se sienten más cómodas o perciben que el trato interpersonal es diferente. Eso es porque nuestro ambiente de trabajo es excelente. En el correr del año se ha dado que personas que habían trabajado en el estudio, solicitaron ser contratadas nuevamente”.

Tener experiencia laboral

La presencia de una mentalidad cortoplacista en algunos profesionales jóvenes, es algo que Ramiro ve en quienes cambian de trabajo con cierta frecuencia, sabiendo que pueden conseguir un empleo en otra parte.

“Algunos chicos de 20 o 21 años, no consideran mucho el proceso de aprendizaje que da permanecer en un trabajo por un tiempo considerable. Ahora se acortó la carrera de Contador Público a 4 años, por lo que a los 19 o 20, ya hay que empezar a pensar en tener una experiencia laboral. Para un contador recibido con 23 años, buscar trabajo sin haber tenido experiencia previa, puede ser difícil”.

“Un asistente de contador que trabaja hace años, pero no tiene el título, sin lugar a dudas que sabe mucho más que un contador sin experiencia laboral. Y es mejor mandar a esa persona a una reunión con un cliente que al contador recibido, porque tiene más conocimiento sobre los aspectos prácticos del trabajo. De todas formas, esto va a depender mucho de la persona. Hay profesionales sin experiencia que saben adaptarse rápidamente y aprenden mucho en poco tiempo”. Ramiro cree que también es parte del rol del supervisor, ir guiando al profesional en ese proceso. “No todos los clientes son iguales. Y nosotros estamos brindando un servicio que consiste en saber adaptarnos a sus necesidades, por eso creo que es importante que exista un trabajo desde el supervisor o desde Recursos Humanos, para ir identificando el momento en el que se encuentra cada profesional. La carrera hay que terminarla, pero la experiencia también es fundamental”.

Facilidades para estudiar y trabajar

“Nuestro horario es flexible” asegura Ramiro. “Nadie marca su ingreso y salida, pero todos tenemos nuestra tarea. Y el trabajo tiene que salir. En otras empresas donde trabajé, también otorgan facilidades para que los integrantes puedan terminar su carrera, pero no tantas como en RSM Unity. También ayuda sentirse escuchado. Hay libertad para plantear temas específicos y existe un buen relacionamiento entre socios y profesionales jóvenes. Si bien hay una escala jerárquica, el trato interpersonal es muy horizontal. Contamos con ciertas modalidades de trabajo que requieren que el asistente hable con el socio directamente, quien a su vez, le indica correcciones y habla con los supervisores al respecto. Creo que eso contribuye al funcionamiento de la firma. Ese trato directo genera un sentimiento de pertenencia en los profesionales más jóvenes, que los motiva a seguir adelante”.

¿Querés trabajar en RSM Unity?

Enviá tu CV a: rrhh@rsmunity.com.uy