EY: Un camino lleno de recompensas

Ernst & Young (EY) es una firma de servicios profesionales de carácter global que pertenece al grupo denominado “Big Four”, integrado por las cuatro firmas más importantes del mundo. La organización trabaja con empresas de distintos rubros en auditoría, asesoramiento impositivo y consultoría. Dentro de cada una de estas líneas, hay servicios o áreas más específicas. El equipo de EY está integrado en su mayoría por contadores, pero la firma también emplea a licenciados en Administración, abogados e ingenieros dentro del área de sistemas. La organización presenta a sus integrantes oportunidades de capacitación en el exterior, acceso a metodologías de trabajo novedosas y el respaldo de una firma prestigiosa a nivel mundial, así como oportunidades de crecimiento reales y planificadas.

Alejandro Barboni ingresó a EY en 1990, en 2003 fue nombrado Socio Líder del Área de Auditoría y desde 2017 ocupa el cargo de Country Managing Partner de la firma en Uruguay. Con una clara experiencia que lo respalda, Alejandro asegura que para lograr el éxito del negocio de sus clientes, EY busca a los mejores talentos, sin hacer distinciones entre universidades públicas o privadas.

Alejandro Barboni

“Tenemos distintas políticas que buscan hacer más atractiva la firma para los jóvenes, como la flexibilidad horaria. Para aquellos colaboradores que aún están estudiando, manejamos posiciones de 6 horas y en algunos casos 4 horas. Por otra parte, lo que brindamos es una capacitación permanente”.

“Más allá de que la profesión misma lo exige, nosotros incorporamos como una norma que nuestros integrantes tengan una determinada cantidad de horas de aprendizaje a través de capacitaciones presenciales -que tienen lugar en Montevideo, Buenos Aires o Estados Unidos- o en modo online”.

Fomentar la cercanía entre las personas

La firma cuenta con un sistema de consejeros y aconsejados que establece que cada Gerente o Ejecutivo tiene un grupo de personas a quienes monitorea en pos de lograr su desarrollo. Este año, EY lanzó una estrategia denominada Counseling Family, que funciona a nivel global y consiste en que los integrantes con experiencia tienen un grupo de 20 personas con los que realizan reuniones y charlas temáticas. “Buscamos que se comenten ciertos aspectos de la firma y al mismo tiempo, se toman en consideración algunos comentarios de los colaboradores más jóvenes”, comenta Alejandro. “Más allá de tener una dinámica de consejero-aconsejado, creemos que debe existir un ámbito distinto de interacción que fomente la cercanía entre las personas. Creemos que esto puede ser muy provechoso para construir buenas prácticas de trabajo en equipo, conociéndonos más para lograr mejores resultados. Messi es muy bueno, pero juega con 10 más que le arman el juego. Con esto, lo que quiero decir es que si bien los logros individuales son positivos y destacables, el trabajo en equipo potencia el desarrollo de todos los que somos parte de EY”.

Sentirse parte e involucrarse

Gastón Inzaurralde tiene 24 años, es Licenciado en Dirección de Empresas y trabaja como Senior de Consultoría dentro de EY. Ingresó a la empresa mientras cursaba el cuarto y último año de la carrera.


Gastón Inzaurralde

“Siempre me interesaron los negocios y sabía que quería trabajar en una de las Big Four. Cuando llegué me sorprendió el tipo de clientes que la empresa manejaba y la dimensión de sus proyectos”.

“También me llamó la atención la apertura internacional de la firma y la posibilidad que brinda a sus colaboradores más jóvenes de hacer cosas, participar. A medida que iba adquiriendo más experiencia, podía aportar desde mi lado y sentía que era escuchado. Los referentes de la compañía son muy receptivos a nuevas propuestas. Esto logra una motivación muy grande. En mi caso, llegué a involucrarme mucho con los proyectos que llevamos a cabo. También ayuda que el área de Consultoría es muy dinámica, entonces si no sé algo en particular, busco aprenderlo rápidamente porque sé que va a generar un diferencial en el proyecto. El feedback continuo con el Gerente y el Director ayuda a que me sienta parte de lo que hacemos”.

Despertar la curiosidad

Para Gastón, estar actualizado a nivel de conocimientos es crucial para trabajar en el sector de servicios profesionales. “La curiosidad es algo que tengo incorporado. Continuamente estoy buscando información y necesito estar al día con las tendencias del mercado para incorporar eso al trabajo diario. El cliente espera que uno esté informado y le cuente acerca de las novedades que pueden tener un impacto e su negocio. Por suerte, EY cuenta con acceso a plataformas de aprendizaje que nos permiten a los integrantes acceder a un abanico de conocimientos. Paralelamente, hemos tenido capacitaciones presenciales de Gestión de Proyectos, SAP, Excel, etc.”

Estas capacitaciones funcionan como complemento de la formación académica. EY entiende esta realidad y fomenta facilidades para que persona como Gastón, que ingresan a trabajar siendo estudiantes, puedan terminar la universidad. “Comencé trabajando 6 horas y me dieron la facilidad de adaptar mi horario a las clases que tenía. Siempre tuve confianza para hablar con el encargado del proyecto en el que estuviera trabajando para que esto fuera posible. A esto se suman los días por estudio para exámenes. La firma otorga días extra, por fuera del parámetro legal, a sus colaboradores si éstos muestran un buen rendimiento académico”.

Un ambiente joven

Gastón destaca el buen clima humano que se vive dentro de las oficinas de EY. “Es una firma joven si tomamos en cuenta el promedio de edad de su staff. Somos jóvenes profesionales o estudiantes ya avanzados, y eso hace que el ambiente sea muy dinámico. Todos estamos buscando crecer profesionalmente, a eso se suma que vimos los mismos conceptos en la facultad pero notamos que su aplicación práctica es diferente, por lo cual enfrentamos desafíos similares. Por otro lado, las instancias que se generan también ayudan a construir este clima joven y motivante, como campeonatos de fútbol entre empresas, reuniones y salidas after office”.

Mantenerse a la vanguardia

Gastón integra el grupo de profesionales de EY que ascendieron a nivel Senior este año. Con motivo de este ascenso, la firma organizó un viaje a Argentina para que sus colaboradores senior se sumaran a un grupo de 200 integrantes de EY que asistieron a un curso dictado por el responsable de las capacitaciones a gerentes que emprenden viajes de negocios a Estados Unidos y encargado de liderar capacitaciones en EY España. A eso se suma la interacción constante entre colaboradores y la red global de la firma, lo que puede brindar a personas de Uruguay la posibilidad de iniciar un proceso de internacionalización, integrando el equipo de EY en otro país. “Estas instancias nos ayudan a darnos cuenta del lugar que ocupa EY en los negocios a nivel mundial, el prestigio que tiene como firma y las herramientas que utiliza para llevar adelante su actividad. Para un joven que aún está estudiando, ser parte de EY es una muy buena oportunidad para potenciar su carrera, accediendo a conocimientos y metodologías de trabajo internacionales, propias de una organización que se mantiene siempre a la vanguardia”.