Unilever | Cuando un equipo hace la diferencia

Fotos: Fabián Bia | PRO Universitarios

Unilever es una de las compañías líderes en alimentos, cuidado personal y limpieza del hogar, con ventas en más de 190 países, alcanzando a 2,5 mil millones de consumidores cada día. Cuenta con 161.000 empleados y generó ventas por €53,7 mil millones en 2017 a nivel global. Más de la mitad (57%) de su crecimiento ocurre en mercados emergentes y en desarrollo. Unilever tiene más de 400 marcas que se encuentran en los hogares de todo el mundo. 

Unilever cuenta con excelentes oportunidades de aprendizaje, altos niveles de participación que la compañía ofrece a colaboradores jóvenes y un estimulante clima laboral. A continuación, integrantes de la compañía cuentan cómo es trabajar en Unilever y qué busca la empresa al momento de seleccionar personal.

Unilever es una compañía única, tanto por su alcance y dominio de mercado a nivel mundial como por las políticas de desarrollo humano que la caracterizan. Al momento de seleccionar talento, Unilever busca estudiantes y profesionales de distintas carreras vinculadas a diferentes áreas del negocio. Sin embargo, la formación formal no es lo único que la empresa toma en cuenta para incorporar nuevos colaboradores. “Buscamos que las personas que ingresen sean creativas, estén orientados a la acción y disfruten de trabajar en equipo”, asegura Diego Felipez, Responsable de RRHH y Relaciones Institucionales en Unilever Chile. “Queremos que los talentos se desarrollen dentro de la organización a través del hacer, o sea que no sólo sean receptores de buenas prácticas y teorías, sino que incorporen conocimiento a través de sus tareas diarias. El movimiento horizontal entre áreas es otra de las formas que utilizamos en el desarrollo de los talentos. Un analista puede ingresar en el área comercial, pero continuar su carrera en el área de logística. Esto les permite a nuestros integrantes tener una visión global de la operación y los prepara mejor para enfrentar futuros desafíos”.

Diego Felipez

“Los valores que tenemos en el trabajo se corresponden con lo que somos fuera de la empresa. Unilever fomenta el trabajo y la dedicación al máximo en lo que hacemos, dándole importancia al balance personal y profesional”. 

 

 

Nuevas realidades y necesidades

La innovación y aplicación de tecnología para construir un entorno laboral más flexible se ve hasta en los procesos de reclutamiento y selección de la empresa. “Realizamos entrevistas digitales que agilizan los tiempos de búsqueda y se ajustan a las necesidades de las nuevas generaciones. Las competencias fundamentales en las que se basan las búsquedas de talento son: la agilidad y flexibilidad a la hora de enfrentar diferentes situaciones, la innovación, el propósito personal alineado con los valores de la organización, mucho espíritu de equipo y por último, pero no menos importante, un claro enfoque en el negocio”, afirma Diego

¿Pero cuáles son los elementos que más motivan a estudiantes y jóvenes profesionales a interesarse por trabajar en la compañía? Para Diego, las marcas y todo lo que ellas inspiran son elementos importantes a la hora de generar interés por ser parte de Unilever. También asegura que el compromiso con la sustentabilidad es un elemento clave, reflejado en el Plan de Vida Sustentable que está alineado a las acciones y procesos de la empresa.

Flexibilidad horaria para trabajar más cómodo

La flexibilidad laboral es uno de los beneficios más valorados por los integrantes de Unilever. “Dentro de nuestra política, tenemos horarios flexibles, la posibilidad de trabajar medio horario los viernes, trabajar desde casa una vez por semana (siempre que las actividades lo permitan), licencia por maternidad extendida hasta los seis meses del bebé, entre otros beneficios que apuntan a dar más flexibilidad a los colaboradores. Hoy se le da mucha importancia al balance entre lo personal y lo laboral y Unilever da prioridad a este aspecto entre los beneficios que ofrece”.

Primera experiencia laboral

Josefina Urrestarazu tiene 25 años. Estudió Ingeniería en Alimentos y trabaja en Unilever hace 3 años. Actualmente ocupa el cargo de Demand Planner en el área de Personal Care. Ingresó a la empresa a través de un programa de pasantías y se encontró con lo un gran lugar para tener su primera experiencia laboral. “Ingresé como estudiante y me encontré con una empresa llena de beneficios para poder estudiar, siendo posible adaptar el horario de trabajo con las clases. Por otra parte, al hacer la pasantía en Unilever, pude utilizarla como pasantía de grado, la cual es obligatoria en mi carrera. Combinando de la mejor manera el trabajo con el estudio” comenta Josefina.

Camino recorrido y planes para el futuro

Al referirse a los desafíos enfrentados durante este tiempo, Josefina asegura que fueron varios y muy estimulantes. “Creo que mi mayor desafío fue ser parte del proyecto de mudanza del Centro de Distribución durante el 2016 y principios del 2017. Por otra parte, el cambiar de área de Distribución a Planning en 2017, es y sigue siendo otro gran desafío, ya que la misma es una gran responsabilidad y está en constante contacto con el resto del negocio”.

Josefina Urrestarazu

“En estos 3 años me tocó ser parte de dos equipos excepcionales donde el ambiente laboral siempre fue positivo. Para mí y para varios de mis compañeros es una de las principales razones por las que elijo todos los días a Unilever para trabajar”.

En el futuro, a Josefina le gustaría poder trabajar en una planta dentro de Unilever y desarrollarse en una posición que la mantenga en contacto directo con la producción. “Si pienso en cómo me gustaría verme de acá a 5 años, me gustaría seguir en Unilever, habiendo conseguido migrar a otro país donde pueda seguir en Supply Chain como encargada de Producción o Calidad de una planta. A nivel académico, quisiera realizar un MBA, ya que los negocios son un aspecto que le falta a mi carrera”.

Un lugar para crecer

Magdalena Gianoli tiene 27 años, estudió la carrera de Economista y ocupa el cargo de analista en Finanzas en Unilever. “Llegué por un llamado en LinkedIn para integrar el departamento de Finanzas en el año 2014. Esperaba ingresar a una empresa con posibilidades de crecimiento laboral, profesional y personal para poder aplicar todos los conocimientos adquiridos a través de mis estudios. Con el paso del tiempo, me encontré con un lugar de trabajo con retos constantes, aprendizaje continuo y un gran equipo orientado no sólo hacia resultados, sino que se ocupa y preocupa de sus empleados”.

Para Magdalena, Unilever es una gran escuela que permite a sus integrantes crecer en todos los ámbitos. “La empresa ofrece cursos y capacitaciones para que sus colaboradores se especialicen en su puesto de trabajo, así como la posibilidad de incursionar en otras áreas. Aprendemos a entregar resultados, que nuestro trabajo importa y que formamos parte. Además, al ser una empresa multinacional, tenemos contacto constantemente con compañeros de otros países que nos ayudan a entender los procesos desde diferentes ópticas, lo que enriquece el trabajo día a día”, afirma Magdalena.

Plantearse objetivos ayuda a alcanzarlos

“Ingresé a la compañía terminando la carrera de grado de Economista donde fue de vital importancia la flexibilidad en los horarios que me brindó la compañía para poder asistir a clases y completar todos los requerimientos. Luego, en 2017 recibí facilidades para continuar con estudios de posgrado, y así fortalecer mis herramientas”, comenta Magdalena.

Magdalena Gianoli

“No es fácil la combinación estudio y trabajo, pero se puede siempre y cuando uno tenga clara la meta a la que quiere llegar”.

Una empresa que supera expectativas

Santiago Storace tiene 28 años, estudió Economía y es Analista en Ventas dentro de Unilever. Llegó a la empresa tras un llamado de una consultora y se encontró con un lugar de trabajo que superó sus expectativas. “Antes de entrar a una empresa multinacional y reconocida como ésta, uno se puede imaginar que va a ser difícil adaptarse a todos los procesos y mecanismos que la hacen funcionar, pero gracias a la buena disposición de quienes trabajan en la compañía, todo se da de forma muy natural y fluida”.

Aprender para aprovechar futuras oportunidades

Desde que entró en la empresa, Santiago supo que quería desarrollarse en el sector de ventas.  Durante estos años trabajó primero como Analista de Ventas en Kimberly para el sector supermercados y después como Analista de Ventas en Unilever para farmacias. “La posición de Analista es muy interesante para conocer la empresa desde adentro y entender cómo funcionan todos los procesos dentro de la misma, complementando las horas de oficinas con alguna salida a los puntos de venta. Me gustaría seguir creciendo dentro del sector así que es cuestión de seguir trabajando y aprendiendo para el día de mañana si se me presenta alguna oportunidad poder aprovecharla”, dice Santiago.

Santiago Storace

“Creo que trabajar en una empresa en donde te sentís muy identificado con los valores de la misma te ayuda a trabajar motivado y con ganas. Este es un valor clave y difícil de encontrar para los jóvenes de nuestra generación”.

 

 

El valor de trabajar motivado

Al ser Unilever una de las empresas más grandes de consumo masivo en el mundo, es un orgullo para Santiago pertenecer a Unilever. “Para un joven que está comenzando su carrera laboral es un excelente lugar para trabajar. Es una organización donde todos queremos crecer, que está compuesta por personas de distintas edades, ámbitos y profesiones de las cuales se aprende muchísimo tanto a nivel profesional como personal”.