UTEC: La nueva promesa de la educación tecnológica nacional

Desde febrero de 2013 la Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC), viene abriendo caminos desde el interior del país, fomentando alianzas con otros centros educativos y con el sector productivo. La UTEC plantea cambios importantes en la relación con las empresas, la construcción de institucionalidad en simultáneo a la implementación de cursos y carreras, y la disponibilidad de carreras de acuerdo a la demanda del mercado laboral. Hablamos con Rodolfo Silveira (Presidente del LATU y Director de la UTEC) sobre el camino que la Universidad Tecnológica inició en estos últimos dos años y lo que se viene a partir de ahora.

Por Andrés Lasarte

Algunos actores educativos dicen que la UTEC no está funcionando todo lo bien que podría, en parte porque tiene un presupuesto muy acotado. ¿Se prevé un crecimiento para los próximos 5 años?

Rodolfo-Silveira-LATU“Si alguien opina que la UTEC no ha tenido el crecimiento que debería haber tenido, debido a razones presupuestales, está equivocado. La UTEC nunca tuvo restricciones presupuestales. Lo que no se hizo fue porque hay un proceso de construcción de institucionalidad que toma sus tiempos”.

Nosotros empezamos a trabajar en febrero de 2013, partiendo de un proyecto de ley y sin estructura previa. Es la segunda universidad pública en el Uruguay, luego de 160 años del nacimiento de la UdelaR. Construir la institucionalidad de una universidad de carácter tecnológico fue todo un desafío. La ley a través de la cual se creó la UTEC establece que sus autoridades tienen un proceso de 4 años para trabajar en el diseño de la universidad. Nosotros teníamos dos opciones: pensar y no hacer nada o mientras se iba pensando, también ir probando. Y esto último fue lo que decidimos hacer. Eso llevó a que en 2014 se lanzaran algunas ofertas educativas: la Licenciatura en Industrias Lácteas y la Licenciatura en Análisis Alimentario. A su vez, se hicieron algunos módulos en lo que tiene que ver con aspectos vinculados a nutrición animal y se diseñaron las carreras para el período 2015-2020.

¿Con qué criterio se eligieron los sitios en los que la universidad instaló sus carreras?

Fue necesario hacer un relevamiento de la demanda de ofertas educativas en el interior del país, ya que la ley marca que la universidad esté descentralizada de Montevideo. Se realizó un muy buen estudio de algunos aspectos de los diferentes territorios del Uruguay. Por ejemplo, en qué lugares había una demanda educativa vinculada al sector productivo y si realmente había personas que, habiendo cumplido parte de su proceso educativo, no habían podido culminar una formación universitaria. También estudiamos en qué regiones ya había oferta educativa terciaria, y descubrimos que en las regiones litoral oeste, centro sur y norte no había ninguna. De manera que la UTEC va a tener presencia en estas regiones en el corto plazo. En este sentido, a nosotros nos interesa complementarnos en la oferta educativa con la UdelaR y la UTU. En los casos en los que está la Universidad, trabajamos en conjunto. La UTU es nuestro gran socio en buena parte de esto, porque es la institución con mayor conocimiento acumulado en relación a educación tecnológica terciaria no universitaria, de manera que también nos complementamos con ellos. El primer Instituto Tecnológico Regional va a instalarse en Fray Bentos, el segundo va a estar ubicado en Durazno, atendiendo a la región centro sur y el tercero, en Rivera, en el mismo campus donde está el Instituto de Formación Docente, la UdelaR y la UTU. Dada la cercanía con Brasil, ya estamos gestionando ofertas educativas que tengan la doble titulación binacional.

Para que estas carreras alcancen la convocatoria deseada, necesitan difusión, ¿Cómo piensa la UTEC instrumentar la comunicación de ofertas educativas a la población?

Las estrategias de difusión de las carreras han sido fundamentalmente enfocadas en los territorios. De manera que algunas estrategias de comunicación, suelen ser muy tradicionales. Si uno quiere difundir un mensaje en el interior, tiene que ir a las radios de cada ciudad o localidad. Paralelamente, la UTEC tiene un aparato importante de comunicación vía web y redes sociales. Nosotros pensamos que buena parte del éxito de una institución universitaria radicada en el interior del país, tiene que ver con los llamados “pactos territoriales”. Esto significa involucrar a los actores locales; las instituciones educativas, las empresas del sector productivo y la sociedad civil así como los gobiernos departamentales. El Congreso de Intendentes ha significado un aporte estratégico para la UTEC en la toma de decisiones respecto a la ubicación de los institutos.

¿Qué nuevas ofertas educativas van a estar manejando próximamente?

Ahora se incorpora mecatrónica en el eje Fray Bentos-Mercedes y una tecnicatura en informática que tiene un 70% de contenido virtual y 30% presencial, por lo que su localización no es precisa y la carrera es fácilmente replicable. Los Institutos Tecnológicos Regionales van a ser la representación de la UTEC en el interior, donde se van a radicar fuertes equipos de investigación, ya que una universidad que no genere conocimiento propio no es una universidad. Estos grupos de investigación van a estar enfocados en aspectos relacionados con: ingeniería, área agroalimentaria y área medioambiental. Una universidad de este tipo requiere la infraestructura necesaria para que el estudiante pueda experimentar y acercarse a la tecnología, aplicando sus conocimientos en soluciones para problemas tecnológicos.

Usted manifestó la posibilidad de asociar la UTEC con privados para contribuir al desarrollo de estudiantes en las competencias que la industria necesita. ¿Cómo se implementarían estas instancias de colaboración o asociación?

Estratégicamente, nosotros creemos que el acercamiento del sector público al privado con el fin de jerarquizar el valor de la enseñanza, es una necesidad del sistema educativo y hay que llevarlo adelante.

“Hay muchas formas de asociación público-privada, un camino es la asociación entre enseñanza pública y privada de nivel terciario”.

¿Por qué no se pueden asociar una universidad como la UTEC con cualquiera de las universidades privadas para desarrollar una oferta educativa en el interior del país? Nosotros lo estamos estudiando y de hecho, ya estamos ensayando algo con la Universidad ORT y la Universidad Católica. Estas relaciones de colaboración pueden estar dadas en los mismos términos que con UdelaR, institución con la que compartimos docentes e implementamos carreras en conjunto.

¿Cómo se maneja la colaboración con UTU y UdelaR?

En la colaboración UTU-UTEC, buscamos contribuir al desarrollo de tecnólogos que tengan continuidad educativa. Si un estudiante termina una carrera en UTU y quiere seguir una carrera de las que tiene UdelaR, hay muy poco reconocimiento a esa formación previa y la persona prácticamente, vuelve a empezar de cero. La UTEC, tiene un trayecto que es tecnólogo en mecatrónica, dictado en coordinación con UTU. Cuando la persona se gradúa, puede insertarse en el sector laboral o continuar haciendo su carrera de ingeniero en mecatrónica. Como actualmente la UdelaR no tiene una carrera de este tipo, creemos que es positivo que la UTEC haga el esfuerzo de desarrollar su propia oferta educativa. Logística es otra de las carreras que habíamos pensado, y que puede estar asociada al apoyo que exista por parte de empresas de logística. En ese caso, también puede haber una relación de mutuo beneficio entre el sector académico y productivo, que se traslada a los estudiantes, las empresas, los trabajadores y la industria en general. Uruguay pretende ser un Hub logístico, y de hecho hoy distribuye mercadería para gran parte de Latinoamérica. La mayor flota de barcazas del mundo la tiene Paraguay, que distribuye alimentos para el resto del mundo desde los puertos de Uruguay y Argentina. Esa hidrovía, tiene una situación muy similar a la hidrovía del río Mississippi, en Estados Unidos, con la diferencia de que la tecnología que tenemos hoy en la hidrovía es de 1950. Tenemos casi 70 años de atraso, teniendo el mismo potencial, de manera que hay que hacer algo y rápido. Por eso, la UTEC decidió no quedarse 4 años pensando.

¿Existen elementos transversales, comunes a todas las carreras que a nivel de formación a la UTEC le interese fomentar?

Sí, varios. Para todas las carreras se requiere que todos los estudiantes tengan una experiencia de trabajo empresarial antes de obtener su título de grado. En algunos casos son pasantías, en otros son proyectos, pero en todos los casos son experiencias vinculadas a la aplicación directa de conocimientos en la producción o en procesos. La enseñanza de herramientas informáticas también es común a todas las carreras. Para egresar de la UTEC, el estudiante deberá aprender a manejar las aplicaciones informáticas necesarias dentro de su especialización o profesión. La enseñanza de inglés es otro elemento transversal.

“Cualquier estudiante que no cuente con dominio del inglés puede entrar a la UTEC, pero ningún estudiante puede egresar sin saber inglés técnico”.

¿Qué aspectos innovadores caracterizan a UTEC como institución universitaria?

Ninguna de las carreras de la UTEC se va a ofertar de forma permanente. Ése es un cambio bastante significativo en nuestra enseñanza tradicional. Eso quiere decir que en un momento determinado, la institución puede decidir no abrir cupos en una determinada carrera porque no hay demanda de profesionales o un mercado de trabajo que lo justifique. Además, la UTEC tiene un sistema de gestión universitaria llamado Universitas XXI, que está certificado internacionalmente. UTEC tiene un sistema de créditos compatible con los sistemas extranjeros, un sistema de auditoría interna y vamos a tener auditorías externas. Lo otro que pensamos tener es evaluación internacional, es decir, entrar en los sistemas de ranking y evaluación internacional y que la institución tenga la oportunidad de compararse.

 Fotos: UETC